Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Amancio Ortega, su hija Sandra y Juan Roig poseen la misma riqueza que el 30% más pobre, según Oxfam

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, su hija Sandra y el presidente de Mercadona, Juan Roig, acumulan la misma riqueza que el 30% más pobre en España, es decir, 14,2 millones de personas, la población total de Cataluña y la Comunidad de Madrid juntas, según se desprende del informe 'Una economía para el 99%' de Oxfam Intermón.
"Estamos viendo cómo se acelera la superconcentración de la riqueza. En España, uno de los países más desiguales de la Unión Europea, se ha producido una caída del 28% de los salarios y se ha consolidado la concentración", ha indicado la responsable de Fiscalidad Justa de la organización, Susana Ruiz, durante la presentación del informe.
"En el último año se han registrado 7.000 nuevos millonarios en el país, 20 al día. La desigualdad de renta se ha acentuado y los más pobres han perdido un tercio de los ingresos", ha manifestado Ruiz, que ha alertado de que "las políticas públicas tienen un efecto negativo sobre los ingresos de los que menos tienen".
Según el documento, el 10% de los españoles más ricos concentraron más riqueza que el resto de la población en 2016, cuando 4,7 millones de personas acumulaban lo mismo que más de 42,6 millones.
Asimismo, el 1% más rico (473.000 personas) sumaba más de una cuarta parte de la riqueza total (un 27,4% del total) del resto de españoles. "Son las familias las que soportan la mayor parte del peso tributario, con un 84 por ciento frente al 14 por ciento de las empresas", ha destacado Ruiz.
"Las empresas trabajan para los más ricos y eluden los impuestos. Con ese dinero se podrían escolarizar 124 millones de niños y salvar a unos 6 millones en todo el mundo. Sin embargo, las empresas utilizan su poder para presionar y obtener políticas beneficiosas", ha afirmado Laura Contreras, responsable de Relaciones Institucionales de Oxfam Intermón.
Según la ONG, la desigualdad ha aumentado respecto al año anterior en el sector más rico, es decir, entre quienes más dinero tienen. Mientras que el 30% más pobre de España vio reducida su riqueza un 33,41%, las tres personas más ricas vieron aumentar su riqueza un 3%.
De hecho, el 10% más pobre vio cómo sus deudas aumentaban, señala el informe, que indica que, en términos de su distribución, la generación de riqueza durante el último año no ha llegado a todos por igual, haciendo que la distancia entre quienes más y menos tienen se incremente.
"Esta realidad pone de manifiesto la creciente vulnerabilidad de un tercio de la población española y la importancia de los mecanismos de redistribución para evitar que esta parte de la población quede fuera del sistema", ha indicado la organización.
En 2015, la remuneración del ejecutivo con el salario más elevado del país era 96 veces mayor que la de un trabajador promedio de una empresa del IBEX 35, según la ONG, que ha advertido de que España es uno de los países europeos donde el sistema fiscal logra reducir menos las desigualdades.
SEGUNDO PAÍS DONDE MÁS CRECE LA DESIGUALDAD
Desde el inicio de la crisis, España se ha convertido en el segundo país de la Unión Europea, tras Chipre, donde más ha crecido la desigualdad de renta, 20 veces más que el promedio europeo, según revela el informe.
España, a pesar de haber mostrado durante los últimos años una de las tasas de crecimiento más altas en Europa, no logra que este aumento sea inclusivo. Con crecimientos similares durante 2015, vecinos como Eslovaquia o Hungría consiguen reducir más la desigualdad y promover así un crecimiento más equitativo.
"El problema es la dinámica de la desigualdad. Las políticas salariales no permiten la redistribución de la riqueza, no están enfocadas de esa manera. El crecimiento no implica un aumento de los ingresos y el gasto público no está enfocado a paliar la desigualdad", ha explicado Ruiz.
A pesar del crecimiento económico de 2014 y 2015, la combinación de crisis y desigualdad ha hecho que en 2015 más de uno de cada cuatro españoles se encontrase en riesgo de pobreza y exclusión (tasa AROPE del 28,6%), un registro muy superior al que se produce en la UE27 (23,7%).
Oxfam Intermón ha denunciado que "el conjunto de la ciudadanía española vive hoy peor que hace doce años" y ha instado a "poner fin a la economía excluyente que amenaza la estabilidad de las sociedades y sólo genera frustración para la mayoría".
En relación con la desigualdad de riqueza entre hombres y mujeres, Ruiz ha manifestado que "las mujeres se enfrentan a trabajos más precarios y asumen un porcentaje mayor de cuidados". Además, ha resaltado que éstas "necesitan al menos 170 años para cobrar por el mismo trabajo que desempeñan los hombres".
Por otra parte, la organización ha hecho un llamamiento al Parlamento y las élites económicas para que contribuyan a crear una "economía más humana" y ha instado al Gobierno a priorizar a través de los presupuestos públicos "a aquellas personas más vulnerables".