Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amancio Ortega, su hija Sandra y Juan Roig poseen la misma riqueza que el 30% más pobre, según Intermón Oxfam

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, su hija Sandra y el presidente de Mercadona, Juan Roig, acumulan la misma riqueza que el 30% más pobre en España, es decir, que 14,2 millones de personas, la población total de Cataluña y la Comunidad de Madrid juntas, según se desprende del informe elaborado por Intermon Oxfam.
En 2016, el 10% de los españoles más ricos concentraron más riqueza, el 56,2%, que el resto de la población, es decir, 4,7 millones de personas acumulaban lo mismo que más de 42,6 millones.
Asimismo, el 1% más rico (473.000 personas) sumaba más de una cuarta parte de la riqueza total (un 27,4% del total) del resto de españoles.
Además, según el informe, la desigualdad de riqueza se estiraba y alargaba por arriba respecto al año anterior, es decir, que entre quienes más tienen la riqueza también se concentra aún más.
En el último año, a pesar de las enormes carencias que aún persisten en España, 7.000 nuevas personas han pasado a engrosar la lista de millonarios (aproximadamente 20 nuevas personas millonarias cada día).
Asimismo, mientras que el 30% más pobre en España vio reducida su riqueza en más de una tercera parte (-33,41%), las tres personas más ricas vieron aumentar su riqueza levemente (+3%).
De hecho, el 10% más pobre vio cómo sus deudas aumentaban, señala el informe, que indica que, en términos de su distribución, la generación de riqueza durante el último año no ha llegado a todos por igual, haciendo que la distancia entre quienes más y menos tienen se ensanche.
"Esta realidad pone de manifiesto la creciente vulnerabilidad de un tercio de la población española y la importancia de los mecanismos de redistribución para evitar que esta parte de la población quede fuera del sistema", indica Intermon Oxfam.
SEGUNDO PAIS DONDE MÁS CRECE LA DESIGUALDAD.
Desde el inicio de la crisis, España se ha convertido en el segundo país de la Unión Europea, tras Chipre, donde más ha crecido la desigualdad de renta, 20 veces más que el promedio europeo, según revela el informe.
España, a pesar de haber mostrado durante los últimos años una de las tasas de crecimiento más altas en Europa, no logra que este aumento sea inclusivo. Con crecimientos similares durante 2015, vecinos como Eslovaquia o Hungría consiguen reducir más la desigualdad y promover así un crecimiento más equitativo.
A pesar del crecimiento económico de 2014 y 2015, la combinación de crisis y desigualdad ha hecho que en 2015 más de uno de cada cuatro españoles se encontrase en riesgo de pobreza y exclusión (tasa AROPE del 28,6%), un registro muy superior al que se produce en la UE27 (23,7%).