Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvarez (UGT) ve difícil un acuerdo sobre salarios si la CEOE no se sienta a negociar su propuesta

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha emplazado este jueves a la CEOE a sentarse a negociar la propuesta de subida salarial que han realizado los empresarios para 2017 (hasta un 1,5% y hasta un 0,5% adicional vinculado a productividad y reducción del absentismo), aunque reconoce que "no tiene impresiones positivas" de cara a la posibilidad de alcanzar un acuerdo.
De hecho, la propuesta de la patronal, aprobada ayer por su Junta Directiva, queda lejos de la planteada por los sindicatos, que reclaman un incremento de los salarios de entre el 1,8% y el 3% para este año.
Álvarez, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, ha apuntado que es "bueno" que la patronal haya empezado a situar los márgenes de esta negociación, pero ha vuelto a advertir de que los sindicatos no firmarán un acuerdo de convenios donde el suelo salarial es el 0%.
"La patronal no está proponiendo un aumento del 1,5%, sino sólo de hasta el 1,5% y por abajo está proponiendo cero. Deberíamos poner un suelo salarial para que los trabajadores empezaran a recuperar poder adquisitivo o al menos no lo perdieran", ha subrayado.
Álvarez confía en que, ahora que ha hecho pública su posición en la negociación salarial para este año, la CEOE tenga "el ánimo de negociarla", aunque no tiene "impresiones positivas" al respecto. "Tengo la sensación de que estamos mareando demasiado los temas", ha admitido.
El líder de UGT cree que es más que probable que esta negociación no acabe en acuerdo, por lo que sindicatos y patronales tendrán que sentarse a negociar convenio a convenio las condiciones laborales de los trabajadores.
"Si en ese cambino la patronal llega a la conclusión de que el país ha mejorado y de que los sueldos tienen que subir, podremos avanzar, pero una firma que represente un brindis al sol no la vamos a hacer", ha resumido.
Sobre la posibilidad de que los sindicatos acaben convocando una huelga general si el Gobierno no atiende sus reivindicaciones, el dirigente de UGT ha reiterado que "no es un objetivo" el ir a un paro general en España, pero tampoco se puede descartar.
"No estamos preparando una huelga general, lo que estamos preparando son las negociaciones", ha dicho Álvarez, que ha añadido que, en función de cómo vayan éstas y si resulta útil para conseguir sus objetivos, entonces sí recurrirían a un paro general. "Si no, no la convocaríamos, pero no es una amenaza", ha concluido.