Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvarez (UGT) ve "falta de voluntad política" en la negociación colectiva y pide subir pensiones un 1,2%

Cree que "no hace falta" esperar a las conclusiones del Pacto de Toledo para actuar sobre el sistema de pensiones
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado este lunes que el retraso sobre la negociación colectiva para pactar la subida salarial de 2017 no es un "problema de tiempo, sino de voluntad política", y opina que "no hace falta esperar" a las conclusiones del Pacto de Toledo para tomar medidas sobre el sistema de pensiones, como fijar su revalorización conforme al IPC para que suban un 1,2% este año.
Así lo ha señalado Álvarez en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, en la que ha defendido que el acuerdo de negociación colectiva debería tocar otros aspectos más allá de la subida salarial, como ver si se puede modificar la reforma laboral en materia de convenios colectivos para que prevalezcan los sectoriales sobre los de empresa.
Asimismo, Álvarez ha abogado por volver a la fórmula anterior a la reforma del año 2013 sobre la revalorización de las pensiones, de forma que éstas suban conforme a la evolución del IPC, lo que supondría entre un 1,2% y un 1,3% de aumento este año.
Álvarez ha defendido la necesidad de la modificación legal para que los pensionistas no vuelvan a perder poder adquisitivo y no tengan que esperar "a ver quien gobierna para saber cuánto les suben las pensiones", sino que puedan vivir "con tranquilidad y sin sobresaltos".
En este sentido, ha denunciado que a la llamada 'hucha' de las pensiones "no le queda mucho" y ha recordado que UGT ha realizado varias propuestas para buscar el "equilibrio" del Fondo de Reserva de las pensiones en este mismo año.
Entre ellas, ha citado la supresión de los incentivos a la contratación, que la Administración haga frente de los costes estructurales de la Seguridad Social o el destope de las cotizaciones.
Para Álvarez "no hace falta esperar" a las conclusiones del Pacto de Toledo para actuar ya sobre el sistema público de pensiones.
REUNIÓN CON BÁÑEZ EN ENERO
Por el momento Álvarez ha señalado que desde el sindicato solicitaron a finales del mes de diciembre una reunión con la ministra de Empleo, Fátima Báñez, si bien por ahora "no hay ninguna prevista", aunque cree que "con toda seguridad" se producirá una a lo largo del mes de enero para retomar los temas.
Según Álvarez, hay un "compromiso" de abrir una serie de mesas, entre ellas la de la reforma laboral, que a su parecer debe desarrollarse a través de la interlocución social.
Preguntado sobre las cuentas de UGT, Álvarez ha indicado que el 70% de los ingresos del sindicato provendrán de las cotizaciones de los afiliados, y ha destacado que este año será el primero en el que todas sus organizaciones cuelguen en sus páginas web sus cuentas.