Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvarez (UGT) dice que el Gobierno tiene que tomar medidas "inmediatas" en pensiones y Seguridad Social

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que el nuevo Gobierno tiene que tomar medidas "inmediatas" a corto plazo para acabar con la situación que atraviesan las pensiones y el presupuesto de la Seguridad Social.
Según ha informado en un acto con los medios, también se tiene que acabar con las ayudas a la contratación, ya que "la subvención a la contratación no tiene ningún sentido, porque no genera ningún empleo".
Para el secretario general del sindicato, los gastos de gestión de la propia Seguridad Social tienen que ir a cargo de la Administración General del Estado, "al igual que pasa en otros ministerios".
De hecho, ha apuntado que esta medida sería "inminente" e "iría más allá" de la necesidad de que se constituya y empiece a trabajar la comisión del Pacto de Toledo.
La derogación de la reforma laboral y la introducción de mecanismos para acabar con la precariedad, el empleo de baja calidad y para que los trabajadores españoles puedan decidir si quieren trabajar a media jornada o jornada completa son, para Álvarez, otras de las cuestiones que el Gobierno ha de tener en cuenta.
Asimismo, Álvarez ha apuntado que el Gobierno también tiene que abordar la situación del empleo juvenil, que "pasa por restaurar a los 60 años el contrato relevo como un elemento de creación de empleo inmediato".
EL SMI EN LOS 800 EUROS
Las políticas sociales, sobre todo en el ámbito de las familias y de las personas que no tienen prestaciones por desempleo, tienen que ser de las primeras actuaciones que lleve a cabo el Gobierno, según el secretario general del sindicato, quien también ha afirmado que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se tiene que situar el año que viene en los 800 euros.
Para Álvarez, el problema de la Seguridad Social no es un problema de gasto, sino de ingresos. Así, ha animado a que se actúe sobre los ingresos y sobre los salarios, lo que implicaría crear impuestos de carácter general para el sistema público de pensiones.
A largo plazo, el líder de UGT apuesta por la implantación de un impuesto para las grandes fortunas con el objetivo de que se puedan pagar las pensiones y se asegure el sistema para los futuros pensionistas.
"Para UGT no es negociable sacar a nadie del actual sistema de pensiones, las pensiones de viudedad y de orfandad tienen que seguir formando parte del sistema contributivo como lo han hecho siempre", ha añadido.
Preguntado sobre la mesa de expertos que evaluará la aplicación de la sentencia de los interinos del Tribunal Superior de Justicia Europeo (TJUE), el secretario del sindicato ha recordado que no tienen una fecha hasta el momento, pero que los expertos ya han empezado a intercambiar papeles.
Sobre la negociación colectiva, Álvarez ha afirmado que para ellos es clave la recuperación del principio de polivalencia de los convenios colectivos sectoriales sobre los convenios de empresa.
Además, ha recordado que hay que recuperar las cláusulas de recuperación salarial y realizar un aumento salarial que tenga que ver con "un país que crece por encima del 3%".