Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Altran calcula que la fusión de Yoigo y Másmóvil reducirá un 4% los ingresos de los operadores en 2017

La consolidación de cuatro a tres operadores en Europa elevaría los ingresos del sector un 9%
La fusión de Másmóvil y Yoigo provocará un descenso del 4% en los ingresos del mercado español de las telecomunicaciones, según recoge un informe elaborado por la consultora tecnológica Altran, que cree que el cuarto operador lo tendrá "difícil" para competir con los tres grandes actores del mercado español: Movistar, Vodafone y Orange.
Altran, que ha elaborado un modelo para analizar la evolución negocio de los operadores móviles y predecir comportamientos futuros, señala que la adquisición de Yoigo por parte de Másmóvil no cambiara el comportamiento general del mercado español "de forma significativa", pero sí "intensificará la competencia en un mercado bastante maduro como el español".
La consultora remarca que la adquisición de Yoigo por parte de Másmóvil es un caso "muy interesante y especial" para analizar, por lo que ha elaborado dos posibles escenarios para el mercado de las telecomunicaciones español en 2016 y 2017, uno por si sale adelante la operación tal y como está previsto y otro en el que se truncara.
El análisis refleja que los ingresos del conjunto del sector en 2016 serán de 10.742 millones de euros en caso de que salga adelante la operación, lo que supone un 3% menos que los 11.116 millones de euros que se registrarían si no se cierra.
En el caso de 2017, este descenso se ampliaría hasta una caída 4%, desde los 11.098 millones de euros que ingresaría un mercado con Yoigo fuera del grupo Másmóvil hasta los 10.681 millones de euros en caso de que se complete la compra.
"La adquisición incrementa la presencia de mercado y el poder de Másmóvil y por lo tanto desencadenaría otro incremento en la intensidad de competencia y el consecuente descenso de los precios unitarios", señala el informe.
Sin embargo, Altran remarca que, a pesar de ello, sus efectos serán "leves", ya que existe todavía un gran control ejercido por los principales operadores (Movistar y Vodafone) en parte gracias a las ofertas convergentes. "Sería interesante ver en el futuro cuales sería los efectos de que Másmóvil introduzca ofertas convergentes", añade.
Respecto a la base de clientes, estima que crecerá alrededor de un 3% debido a la inclusión el modelo de los clientes que aporta Másmóvil (un millón en 2015).
LAS COMPLICACIONES DEL CUARTO OPERADOR.
Altran remarca que España es realmente un mercado de tres operadores, ya que mientras que en otros países europeos están "luchando por la consolidación" hacia un grupo de tres compañías, España ya ha alcanzado este objetivo.
"Un potencial cuarto operador, basado en Yoigo, sería demasiado pequeño para ser capaz de competir con los tres grandes. Además, para convertirse en una amenaza significativa son necesarias inversiones que están lejos de sus capacidades financieras", afirma.
Por ello, la consultora anticipa un "viaje largo y difícil" para el cuarto operador en el que está trabajando Másmóvil y pone de ejemplo el que ha experimentado Telia Sorena en los últimos años con su presencia en Espala a través de Yoigo.
El estudio, que ha analizado los mercados móviles de Reino Unido, Francia, Alemania, España e Italia, concluye que la consolidación de operadores móviles es beneficiosa en Europa, ya que propicia un crecimiento medio del 9% en los ingresos del sector en el país donde se produce.
"La consolidación de los mercados europeos desde un escenario de cuatro operadores móviles en un mercado a un escenario de solo tres operadores móviles, da lugar a un incremento de los ingresos generados en dicho mercado de entre un 4% y un 13%", señala Altran.
Altran ha establecido un modelo que además es capaz de predecir a un año vista las variables objetivo, ingresos y número de clientes, con un error medio de un 3,9% en los ingresos y de un 5,7% en el número de clientes.
Esta nueva metodología puede ser aplicada a cualquier sector industrial, esté o no esté relacionado con las telecomunicaciones, así como a las empresas de dicho sector o a cualquier proceso complejo dentro de dichas empresas.