Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania frena su expansión al 0,2% en el tercer trimestre

La economía alemana experimentó en el tercer trimestre del año un crecimiento del 0,2% en comparación con los tres meses anteriores, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) aumentó a un ritmo del 0,4%, según la segunda estimación del dato publicada por la oficina federal de estadística de Alemania, Destatis.
De este modo, en comparación con el mismo periodo de 2015, la economía alemana creció un 1,5%, muy por debajo de la expansión interanual del 3,1% observada en el segundo trimestre.
Según los datos ajustados, en el tercer trimestre el PIB alemán reflejó la contribución positiva del gasto final en consumo doméstico, con un crecimiento del 0,4% del consumo de los hogares y del 1% por parte del Gobierno.
Por contra, la formación de capital fijo se estancó, con un incremento del 0,3% en la construcción, pero un retroceso del 0,6% en equipamiento y maquinaria. Asimismo, la balanza comercial tuvo un efecto negativo en el crecimiento, ya que las importaciones de bienes y servicios crecieron un 0,2%, mientras las exportaciones bajaron un 0,4% trimestral, por lo que el impacto del comercio sobre el crecimiento fue del -0,3%.
A pesar de la significativa ralentización del crecimiento en el tercer trimestre, el Bundesbank expresó este lunes su confianza en que el crecimiento de Alemania se acelerará de manera notable en el cuarto trimestre del año gracias al sector manufacturero.
El Gobierno alemán espera que la economía de Alemania crecerá en 2016 un 1,8%, tras haber elevado una décima su pronóstico inicial, aunque en 2017 la expansión germana podría ralentizarse al 1,4%.