Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Afectados de Fórum Filatélico y Afinsa se manifiestan este sábado en Madrid contra la Justicia "inoperante"

Este mes de mayo se cumplen once años desde que las sociedades fueran intervenidas por estafa
Los perjudicados por el caso de Fórum Filatélico y Afinsa han organizado una manifestación este sábado en Madrid, que comenzará a las 12.00 horas en la Puerta de Alcalá y se desplazará hasta la Puerta del Sol, con el objetivo de expresar "el hartazgo y la desesperación tras once años de promesas políticas incumplidas y falta de respuesta judicial".
El 9 de mayo de 2006, la Fiscalía Anticorrupción interponía una querella contra las sociedades Afinsa Bienes Tangibles y Fórum Filatélico, provocando el paro inmediato de su actividad al ser intervenidas por una estafa piramidal multimillonaria que afectó a alrededor de 350.000 clientes.
Once años después, los afectados continúan esperando la condena de los responsables de la estafa, ya que mientras que el juicio penal tuvo lugar entre finales de 2015 y principios de 2016, la fecha de inicio de la vista oral no tendrá lugar hasta septiembre de 2017. En ambos casos, las sentencias firmes pueden tardar varios años en llegar.
En esta ocasión, no obstante, el portavoz de la organización convocante, José Javier López de Castro, señaló que no salen a la calle para repetir los mismos argumentos de los últimos once años sino "para abochornar a un Gobierno indiferente y desleal, que prometió y no ha cumplido, y para despreciar a una Justicia que no es tal, sino lenta, parcial, deshonesta, arbitraria y absolutamente inoperante a la hora de proteger los derechos de los ciudadanos".
De igual modo, los manifestantes reivindican que son un ejemplo de "resistencia" y "perseverancia" frente al vacío de respuestas tanto políticas como judiciales, y tachan esta actitud de "ceguera de las instituciones".