Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Admitida a trámite una denuncia de los trabajadores de Blanco a Al-Hokair por delito de insolvencia punible

Los trabajadores de Blanco han presentado una querella contra los actuales responsables de la firma de moda y contra los responsables del grupo saudí Al-Hokair por un presunto delito de insolvencia punible y frustración de la ejecución del ERE, que contempla el despido de toda su plantilla, integrada por unos 850 empleados y el cierre de su red de tiendas, unos 102 establecimientos.
En concreto, los trabajadores afectados han confirmado en un comunicado que la querella ya ha sido admitida a trámite y han subrayado que Al-Hokair pretende "eludir sus responsabilidades", dejando a Global Leiva como si fuese una sociedad independiente, cuando la gestión la ha llevado los máximos responsables del grupo, como Simon Marshall, Mohammad Hussein Mamad Masoud, Gerard Michael Louis Waters, o Nuno Abel Ribeiro Ferreira.
Los afectados también han denunciado que el grupo saudí, dos meses antes de la presentación del concurso de acreedores, intentó desvincularse de Global Leiva mediante su venta, "presuntamente simulada", al fondo de inversión del Emirato de Dubai, AC Modus, cuyo principal accionista es Fawaz Abdulaziz Al-Hokair, presidente y cofundador del grupo.
El periodo de consultas entre empresa y sindicatos terminó esta semana sin acuerdo y los trabajadores han lamentado haber "quedado literalmente a los pies de los caballos", ya que consideran que las indemnizaciones que pueden recibir del Fogasa son muy inferiores a las que les corresponderían si el Grupo Al-Hokair no se hubiera desvinculado artificiosamente de la misma.
REMITIDOS AL FOGASA
Blanco comunicará al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) las indemnizaciones y salarios de sus cerca de 800 trabajadores que todavía mantiene una vez emitido el auto de extinción por parte del juez, lo que se estima ocurrirá en unas dos o tres semanas, según han informado a Europa Press en fuentes sindicales.
Esta semana ha tenido lugar la última reunión de negociación del ERE de extinción, con el cierre de sus 102 tiendas y el despido de su plantilla, que se ha cerrado sin acuerdo ante la "inflexibilidad" negociadora de la empresa.
La compañía se pondrá en contacto con cada trabajador, vía correo electrónico) para comunicar los importes adeudados de la indemnización, paga extra y salarios correspondientes de cada uno.
Las mismas fuentes han precisado que el plan de salidas, con fechas aproximadas, dependiendo de la emisión del auto del juez, será: el 6 de febrero, 712 extinciones tanto de tienda como de central; el 28 de febrero, cinco extinciones; el 15 de marzo, 48 extinciones; el 31 de marzo, cuatro extinciones; y el 30 de abril, 9 extinciones.