Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Administración reduce su retraso medio en los pagos a 24,68 días

El retraso medio en los pagos de las empresas de la Administración sobre los plazos pactados se sitúa en 24,68 días en el primer trimestre de 2017, según el 'Estudio sobre comportamiento de pagos de las empresas españolas' publicado por Informa D&B, filial de CESCE.
Este estudio basado en el análisis estadístico de los datos de DUN Trade que han sido extraídos de 1,6 millones de experiencias de pago en más de 400.000 empresas en España, muestra que el retraso de pago de la Administración es el más elevado de todos los sectores y se sitúa muy por encima de los 12,25 días del conjunto del país.
La directora de estudios de Informa D&B, Nathalie Gianese, ha explicado que "los pagos de la Administración a sus proveedores son tradicionalmente dilatados pero la crisis amplió el fenómeno conllevando dificultades a numerosas empresas".
Desde 2010 el sector de la Administración siempre ha tenido un retraso medio más elevado que los demás, solo superado de forma puntual por Hostelería y Construcción, aunque se ha reducido en 15,05 días.
El retraso máximo se alcanzó en el segundo trimestre del 2012, con 40,86 días. A partir de ahí el Gobierno puso en marcha mecanismos extraordinarios de pagos a proveedores lo que llevó a un descenso hasta su mínimo en el tercer trimestre de 2015 con 21,70 días. Después, el pago de las administraciones ha vuelto a subir mientras que la media nacional continúa su descenso.
En concreto, en el primer trimestre de 2017 las empresas de la Administración han reducido su periodo medio de pago respecto a hace un año en 3,27 días quedando en 90,20. Este plazo también baja en las privadas donde es de 86,17 días, en 5,82 días.
El retraso medio es inferior en el sector privado, con 12,13 días, la cifra más baja recogida, mientras que en el caso de la Administración llega a los 24,68 días, empeorando en 1,19 días desde hace un año.
Los plazos pactados disminuyen desde principios de 2016, 4,46 días en la Administración, hasta 65,52, y 3,95 días en el sector privado, que alcanza 74,04 días.
La proporción de pagos puntuales en este primer trimestre del año en las empresas de la Administración es del 19%, muy por debajo del 52% de la media nacional.
Con hasta 30 días de retraso pagan el 64% mientras que la media española es del 41%. Los pagos a más de 90 días crecen hasta el 6% en el caso de la Administración frente al 4% del conjunto de sectores.
COMPARACIÓN INTERNACIONAL
Comparado con el resto de países europeos analizados, la Administración española es la segunda que más se retrasa, solo superada por la italiana que alcanza 47,64 días. El siguiente sería el portugués con 20,50 días.
El país donde mejor paga la Administración es Países Bajos, con un retraso medio de 6,86 días, aun así por encima de la media nacional.
Las empresas de la Administración pagan con un retraso inferior al conjunto del país en Portugal, Irlanda, Francia y Bélgica.