Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adif Alta Velocidad coloca una emisión de 600 millones de 'bonos verdes'

Primera empresa pública en realizar una emisión de este tipo
Adif Alta Velocidad ha cerrado con éxito una colocación de 'bonos verdes' por importe de 600 millones de euros, a un plazo de seis años y un tipo de interés del 0,80%, según informó la compañía, que se convierte así en la primera empresa pública española en realizar este tipo de emisiones.
La compañía que preside Juan Bravo destinará los recursos que ha levantado a financiar o refinanciar proyectos que generen beneficios ambientales o climáticos.
Adif Alta Velocidad vuelve de esta forma al mercado de capitales, en los que con anterioridad ya había colocado tres emisiones de deuda, si bien convencionales. En 2014 se estrenó al colocar bonos por 1.000 millones y en 2015 cerró dos emisiones por un total de 1.600 millones.
En esta ocasión, la compañía ferroviaria pública enmarca su emisión 'verde' en su compromiso de convertirse en una firma "medioambientalmente sostenible", en línea con su nueva política de reputación corporativa.
La compañía promotora y titular de la red AVE busca asimismo diversificar e incrementar su base de inversores, con especial enfoque en aquellos socialmente responsables, y promover un nuevo mercado de renta fija con impacto en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.
En este sentido, Adif indicó que el 45% de las órdenes de compra de bonos recibidas procedieron de inversores especializados en 'bonos verdes'.
PROYECTOS A FINANCIAR.
En cuanto al destino concreto de los fondos captados con la emisión, serán nuevas líneas AVE y la extensión de las existentes, y actuaciones de energética, entre los que se incluyen proyectos nuevos o en curso, con desembolsos desde 2 años antes de la emisión de los bonos hasta dos años después de la emisión.
Adif deberá facilitar una actualización anual de la cantidad invertida en estos proyectos, que incluya indicadores del impacto de las actuaciones llevadas a cabo, así como un informe anual de los auditores o de un tercero, que verificarán la aplicación de los fondos procedentes de la emisión.