Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se dispara el precio del aceite por culpa de la sequía y del calor

El olivar español vive su primer “annus horribilis”. La falta de lluvias y el calor han hundido la producción desde máximos lo que se ha trasladado rápidamente al precio. En origen se ha disparado hasta superar los 4 euros el kilo, el más alto de los últimos 10 años. Un subida que empieza a notarse ya en el supermercado. España se ha visto obligada a importar aceite, 140 mil toneladas, frente a las 50 ó 60 mil de otros años.