Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acciona ampliará la carretera que une el Canal de Panamá con la ciudad por 310 millones

Acciona se ha adjudicado las obras de ampliación y rehabilitación de la carretera que une el Canal de Panamá con la ciudad, uno de los proyectos viarios más emblemáticos actualmente en marcha en el país, estimado en 310 millones de euros, según informó la compañía.
El grupo que preside José Manuel Entrecanales refuerza con este contrato la presencia que tiene en Panamá desde 2013, al tiempo que da un paso más en su internacionalización.
El proyecto consiste en ampliar y mejorar un tramo de la carretera Panamericana de unos 10 kilómetros de longitud que une el Puente de las Américas, al lado Oeste del Canal, con el área metropolitana de Panamá.
Los trabajos consisten en ampliar la actual carretera, de dos carriles por sentido y muy congestionada, para que cuente con tres carriles y dos más centrales reversibles. Además, se ejecutarán seis nuevos enlaces para mejorar la conectividad del área.
El contrato conlleva un periodo posterior de tres años para operar y mantener la carretera, una vez que acaben las obras, cuya duración se estima en dos años.
El proyecto forma parte de los planes que desarrolla el Gobierno de Panamá para ampliar la red viaria de alta capacidad de la ciudad con el fin de adecuarla al previsible aumento de movilidad en la zona.
IMPULSO INTERNACIONAL.
El contrato se suma al destacado lote de obras internacionales con que Acciona se ha hecho en el último año. El grupo cerró 2016 con una cartera de proyectos pendientes de acometer en el exterior valorado en 6.723 millones de euros, un 36% superior al de un año antes y que copa el 83% de la cartera total de 8.140 millones de la empresa.
Entre estos contratos figura el de construcción de la terminal del nuevo aeropuerto internacional de México, un emblemático proyecto de 4.000 millones de dólares (unos 3.900 millones de euros) logrado a través de un consorcio junto con Carso, corporación de Carlos Slim, y FCC.