Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abertis eleva a 1.621 millones su reclamación al Estado por la AP-7

El grupo recrudece su batalla judicial con la Administración mientras está pendiente de una eventual 'guerra de OPAs'
Abertis ha elevado a 1.621 millones el importe que reclama al Estado en el marco del contencioso que tiene abierto desde 2015 en el Tribunal Supremo por los derechos de cobro de peaje en un tramo de la autopista AP-7 en Cataluña.
El monto de la reclamación ha crecido así un 8,5% sólo en la primera mitad de este año, desde los 1.494 millones en que se estimaba a cierre de 2016, según detalla la compañía en el informe de sus cuentas semestrales, en el que además revela su intención de reforzar la batalla judicial por este importe.
El recrudecimiento de este contencioso tendrá lugar mientras la compañía de autopistas y satélites está pendiente de una eventual 'guerra de OPAs' por su control. A la oferta planteada por la italiana Atlantia podría surgir una competidora de ACS, tras desistir Aena de pujar también por la empresa.
De hecho, este litigio que Abertis tiene con la Administración pudo constituir uno de los factores por los que Enaire, compañía pública a través de la que el Estado controla el 51% de Aena, se opuso a que el operador de aeropuertos pujara por la compañía de autopistas y satélites.
En la actualidad, el contencioso entre Abertis y el Estado está pendiente del Tribunal Supremo, después de que el pasado mes de marzo el Tribunal Superior de Justicia de Madrid se pronunciara a favor de la empresa.
El litigio tiene su origen en un acuerdo que Fomento y Abertis firmaron en 2006, aprobado por Real Decreto en Consejo de Ministros. En virtud del pacto, la empresa se comprometía a ampliar y mejorar un tramo de la AP-7 y bajar los peajes de la vía, mientras que, de su lado, el Estado asumía el riesgo de que el tráfico de la autopista no alcanzara determinados niveles.
No obstante, en 2011 el Ministerio comenzó a plantear dudas sobre la interpretación del acuerdo de 2006, en particular a lo referido a las compensaciones por menor tráfico.
En 2015, y ante la falta de acuerdo en su negociación con Fomento, Abertis elevó el caso al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ya pronunció el referido fallo favorable, y al Tribunal Supremo.
RECIENTE INFORME DEL GOBIERNO.
No obstante, el pasado 3 de julio, el Consejo de Ministros aprobó un informe en relación con este contencioso judicial con Abertis en el que el Gobierno se ratificaba en su criterio de que no le corresponde pagar al grupo por el menor tráfico registrado en la AP-7.
Así, la compañía ha resulto "ampliar" el recurso que tiene interpuesto ante el Tribunal Supremo para que recoja su rechazo el reciente informe del Consejo de Ministros, que además se aprueba dos años después de que Abertis lo solicitara, y su "oposición" al recurso de casación que la Administración ha interpuesto contra la sentencia de marzo el Alto Tribunal madrileño.
Abertis atribuye su decisión de recrudecer la batalla legal al considerar que "se mantiene, con más convicción si cabe tras el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la solidez de sus argumentos jurídicos, basados en el convenio firmado en su día con Fomento por razones de interés general".