Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abengoa atenderá el pago de la retribución variable pendiente de 2015 a sus empleados

Abengoa atenderá el pago de la retribución variable correspondiente a 2015 no abonada y reconocerá el derecho al mismo a los empleados que hayan cumplido con los requisitos establecidos para ello, informaron a Europa Press en fuentes conocedoras de la iniciativa.
El presidente de la compañía, Gonzalo Urquijo, ha transmitido este mensaje a los trabajadores en un comunicado, en el que señala que el abono de esta retribución se realizará a lo largo de 2017, según el plan propuesto este miércoles y que irá ajustado a las previsiones de liquidez.
Este pago de la retribución variable de 2015 afecta a más de 2.000 empleados del grupo de ingeniería y energías renovables y no incluye a ningún miembro del Comité de Dirección o del Comité Ejecutivo.
La compañía, consciente de la importancia que tiene la plantilla para el futuro, muestra así "su total confianza en los empleados y destaca el importante papel que tienen como motor para la activación de la nueva Abengoa".
Además, a pesar la ausencia de retribución variable en 2016, año en el que la compañía ha estado en situación de preconcurso y prácticamente paralizada en términos de negocio, el grupo se ha comprometido a definir e implantar las retribuciones variables de 2017.
De esta manera, Abengoa cumple con sus empleados en materia retributiva y busca incentivar a su plantilla en 2017, año que marcará el renacimiento de la compañía y en el que se está ya trabajando para consolidar el futuro de la nueva Abengoa.
ESQUIVA EL CONCURSO DE ACREEDORES.
El pasado 8 de noviembre, el acuerdo de reestructuración de Abengoa recibió la homologación del juez tras contar con el respaldo del 86% de los acreedores, permitiendo así a la compañía esquivar la amenaza del que hubiera sido el mayor concurso de acreedores de la historia de España.
El acuerdo implica una quita del 97% y una nueva estructura accionarial en la que los acreedores que participen en el rescate podrán capitalizar un 70% del importe de los créditos y recibir a cambio un 40% de la nueva Abengoa. El 55% restante corresponderá al dinero nuevo.
El comité de bancos que participaron en las negociaciones para la reestructuración estuvo compuesto por Bankia, Banco Popular, Banco Santander, Caixabank y Credit Agricole, mientras que el grupo de inversores de nuevo dinero estuvo integrado por Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon Partners, The D.E. Shaw Group, Elliott Management, Oaktree y Värde.
Con este acuerdo, los actuales accionistas de la empresa mantendrán un máximo del 5% de la Nueva Abengoa. Inversión Corporativa, en la que se integran las participaciones de la familia Benjumea y de otras, declara en la actualidad un 50,5%, de modo que verá reducida su participación por debajo del 2,5%.
LA JUNTA APROBÓ EL PLAN Y LA NUEVA ESTRUCTURA DE LA COMPAÑÍA.
La junta general extraordinaria de Abengoa respaldó el pasado 22 de noviembre este plan de reestructuración y dio su visto bueno a la estructura societaria del grupo que da lugar a la Nueva Abengoa.
También se designó al nuevo consejo de administración designado, con Gonzalo Urquijo al frente, quien ejercerá el cargo de consejero ejecutivo.