Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abengoa estima que el acuerdo de reestructuración tendrá un impacto contable positivo de hasta 6.500 millones

Abengoa estima que el acuerdo de reestructuración financiera alcanzado con sus acreedores tendrá un impacto positivo en el resultado y patrimonio consolidado de la compañía de entre 6.000 y 6.500 millones de euros.
En una documentación enviada por la compañía a requerimiento de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el grupo de ingeniería y energías renovables señala que el importe definitivo dependerá de "una serie de factores que se irán concretando entre los que destacaría el porcentaje de adhesiones que finalmente se alcance tras el nuevo periodo de adhesión que está establecido y que se espera que tenga lugar durante el mes de diciembre".
Asimismo, la compañía estima que a lo largo de este mes se podrá cumplir con todas las condiciones precedentes establecidas en el acuerdo de reestructuración y que, por tanto, estará en disposición de implementar el acuerdo y registrar este impacto contable.
El pasado 8 de noviembre, el acuerdo de reestructuración de Abengoa recibió la homologación del juez tras contar con el respaldo del 86% de los acreedores, permitiendo así a la compañía esquivar la amenaza del que hubiera sido el mayor concurso de acreedores de la historia de España.
El acuerdo implica una quita del 97% y una nueva estructura accionarial en la que los acreedores que participen en el rescate podrán capitalizar un 70% del importe de los créditos y recibir a cambio un 40% de la nueva Abengoa. El 55% restante corresponderá al dinero nuevo.
El comité de bancos que participaron en las negociaciones para la reestructuración estuvo compuesto por Bankia, Banco Popular, Banco Santander, Caixabank y Credit Agricole, mientras que el grupo de inversores de nuevo dinero estuvo integrado por Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon Partners, The D.E. Shaw Group, Elliott Management, Oaktree y Värde.
Con este acuerdo, los actuales accionistas de la empresa mantendrán un máximo del 5% de la Nueva Abengoa. Inversión Corporativa, en la que se integran las participaciones de la familia Benjumea y de otras, declara en la actualidad un 50,5%, de modo que verá reducida su participación por debajo del 2,5%.
LA JUNTA APROBÓ EL PLAN Y LA NUEVA ESTRUCTURA DE LA COMPAÑÍA.
La junta general extraordinaria de Abengoa aprobó el pasado 22 de noviembre este plan de reestructuración y dio su visto bueno a la estructura societaria del grupo que da lugar a la Nueva Abengoa.
También se designó al nuevo consejo de administración designado, con Gonzalo Urquijo al frente, quien ejercerá el cargo de consejero ejecutivo.