Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abengoa logra el apoyo del 71% de los acreedores al convenio concursal de su filial en México

Abengoa México ha logrado el respaldo de una amplia mayoría de sus acreedores, equivalente al 71,3% del total, al convenio que sirve a su vez de apoyo al convenio concursal elaborado por esta filial del grupo español, cuya aplicación permitirá reestructurar la deuda de la sociedad.
Entre los acreedores de la filial figuran tenedores de Certificados Bursátiles (cebures), proveedores y acreedores financieros. La mayor parte de ellos ha dado el visto bueno a este convenio de apoyo, también conocido como 'lock up.
Tras declararse en diciembre de 2016 en concurso mercantil involuntario, Abengoa México había presentado a todos sus acreedores un proyecto de convenio concursal que sirve a su vez de base para el acuerdo concursal definitivo.
El proyecto de convenio prevé una reestructuración de la deuda contraída con los todos acreedores sin que haya quita alguna y con tratamiento equitativo para cada uno de ellos.
Sobre los plazos de la reestructuración, Abengoa México explica en una nota remitida al supervisor del mercado azteca que la deuda comenzará a liquidarse en marzo de 2018, en un proceso que finalizará más de tres años después, en diciembre de 2021.
México es uno de los países estratégicos para Abengoa, tanto por los activos en construcción y operación como por la magnitud del mercado, de modo que la ratificación del acuerdo supone "un importante paso en el reimpulso del negocio", indican a Europa Press fuentes conocedoras de las operaciones.
De hecho, las fuentes aseguran que Abengoa apuesta por su actividad en México, donde la compañía tiene presencia desde hace 35 años y mantiene tanto inversiones como operaciones con empresas locales.
Son precisamente estos agentes locales, entre los que figuran proveedores, inversores y banca local, a los que Abengoa México espera con este acuerdo repagar la deuda y restablecer la confianza en la actividad y viabilidad de la compañía.