Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El AVE a La Meca alcanza un grado de ejecución del 65%

El consorcio contratista se reúne mañana para programar la parte final de la obra tras lograr un plazo adicional de Arabia
El AVE entre La Meca y Medina ha alcanzado un grado de ejecución de alrededor del 65% justo cuando el consorcio de empresas españolas encargado del proyecto ha logrado un plazo adicional de catorce meses para concluir la obra, que deberán así entregar en marzo de 2018, en vez de a comienzos de 2017.
El porcentaje de ejecución del denominado 'AVE del Desierto' alcanza el 85% en el caso de considerar la obra civil, esto es, la instalación de las vías en la plataforma de la línea, según informaron a Europa Press en fuentes del consorcio.
Además, Talgo, socio del consorcio encargado de suministrar la treintena de trenes que circularán por el AVE, ha enviado ya ocho vehículos a Arabia Saudí y tiene otros diez listos para embarcar.
Esta es la situación del proyecto cuando el grupo de empresas que se lo adjudicó a finales de 2011 acaba de alcanzar un acuerdo con Arabia para contar con más tiempo para terminar la obra sin que se activen las penalizaciones por retrasos que fija el contrato.
El proyecto, estimado en unos 6.700 millones de euros y uno de los mayores logrado por España en el exterior, consiste en acometer la segunda fase del AVE. Comprende la colocación de las vías y su 'superestructura' (los sistemas de electrificación, comunicaciones y seguridad) en los 450 kilómetros de la línea, y la construcción de las cinco estaciones. Además, incluye la explotación del corredor por parte de Renfe.
En virtud del pacto conseguido la pasada semana, el Gobierno de Arabia reconoce que la demora que acumulan los trabajos tiene su origen en la primera fase de la obra, la construcción de la plataforma de la línea, responsabilidad de un grupo de empresas chinas y árabes.
Además de reconocer este retraso, Arabia ha convenido abonar a las empresas españolas unos 150 millones de euros para compensarlas por los sobrecostes que los trabajos de construcción han generado hasta ahora.
PROGRAMAR LA PARTE FINAL.
Una vez alcanzado un acuerdo, tras más de un año de negociación, el consorcio encargado del proyecto celebra en la tarde de mañana lunes una reunión de carácter informativo. Su objetivo es detallar el pacto y programar la parte final de la obra, los trabajos que restan por acometer para culminar el proyecto en el nuevo plazo, según informaron a Europa Press en fuentes del consorcio.
Las empresas se han comprometido con el Gobierno árabe a poner en marcha de forma puntual, esto es, para servicios charter o viajes concretos, el grueso de la línea en diciembre de 2017, tres meses antes de la nueva fecha de entrega oficial, fijada para marzo de 2018.
El consorcio español que acomete este 'macroproyecto' está compuesto por las empresas públicas dependientes de Fomento Ineco, Renfe y Adif, y las privadas OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa y Talgo.