Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ATA propone subir un 10% las bases medias de cotización en 5 años y medidas para ingresar 7.200 millones más

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha propuesto un paquete de medidas para incrementar en 7.200 millones de euros los ingresos del régimen de autónomos, entre las que figura elevar un 10% en un lustro las bases medias de cotización de los autónomos y articular un sistema que permita que aquellos cuyos ingresos reales no superen el umbral del SMI coticen por una cuota similar a la tarifa plana.
Estas propuestas han sido planteadas por el presidente de ATA, Lorenzo Amor, durante su comparecencia ante la Comisión de Seguimiento y Evaluación del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados, en el que ha rechazado adecuar la cotización de los autónomos a los ingresos reales, como la propia organización planteó en su día, porque "un autónomo nunca sabe lo que va a ingresar".
Amor considera que debe ser el autónomo el que decida su cuantía según lo que prevé ganar y ha explicado que el régimen de autónomos arrastra un déficit de 7.000 millones de euros, que supone casi el mismo montante que el gasto en pensiones del régimen de agrarios (6.972 millones) asumido por el RETA.
En este sentido, ha explicado que si el RETA no incluyese a los agricultores, el régimen de autónomos dispondría de una mejor cotización al disponer de 2,8 cotizantes por cada pensión, aunque ha dicho estar "encantado" con que permanezca en el régimen de autónomos.
No obstante, con la integración de los trabajadores agrarios en el RETA aparecieron 779.300 nuevos pensionistas que tan solo estaban cubiertos con 245.481 cotizantes, ha apuntado Amor, quien ha detallado que "de la noche a la mañana, el RETA tuvo que pagar las prestaciones de 1,8 millones de pensionistas en total", pasando de aquel rentable ratio de 3,1 cotizantes por cada prestación a un exiguo 1,9, lo que supone que apenas se ingresaba 500 euros mensuales por cada pensión.
El presidente de ATA propone cambiar en buen parte el RETA para ingresar un total de 7.200 millones con distintas medidas. La primera pasa por que los 382.000 miembros de administración de sociedades con control de la sociedad pasen a un régimen asimilado dentro del RETA, parecido al Régimen General, pero sin cotizar por el Fogasa y el desempleo como sucedía en los años 80, y que estos administradores con control de la sociedad pudieran mejorar su cotización, siendo su propia cuota a la Seguridad Social, su correspondiente retención y su salario asumidos como gasto por la propia sociedad que administra.
Esta medida permitiría elevar su base de cotización, puesto que sería "un gasto para la sociedad y no un gasto para ellos que no va a ningún sitio", ha asegurado Amor, quien ha matizado que habría que buscar "puntos de entendimiento" en este aspecto entre Hacienda y la Seguridad Social para permitir la puesta en marcha de esta medida, que proporcionaría 1.500 millones de euros más al año de ingresos. Esta cifra podría ser "mucho mayor" si se estudiara extender a los socios de sociedad.
Para recaudar alrededor de 1.100 millones más, ATA propone destopar la base máxima de cotización a partir de los 47 años y mejorar la compatibilidad entre la percepción de una pensión de jubilación con el desarrollo de una actividad por cuenta propia. "No es entendible que se exija haber cotizado 35 años para cobrar parte de la pensión y seguir siendo autónomo", ha añadido, reclamando una bajada de límite de 35 años cotizados exigidos ahora a 25 años.
También propone establecer una cuota muy reducida para aquellos que han trabajado 8 horas en el Régimen General y realizan una actividad por cuenta propia de forma discontinua o no completa, lo que si se suma a facilitar su entrada al sistema permitiría unos ingresos adicionales a la Seguridad Social de otros 900 millones de euros anuales.
SUBIR LAS BASES MEDIAS DE COTIZACIÓN
ATA calcula igualmente que se podrían obtener 2.000 millones de euros en los próximos cinco años si continúan subiendo las bases medias de cotización de los autónomos, que crecieron un 18% en los últimos 8 años y hoy están en 1.100 euros mensuales. "No sería raro que en el próximo lustro subieran un 10%, lo que supondría cada año elevar las bases mínimas un 3%", ha apuntado.
De momento, este año, para un tercio de los autónomos, los societarios, cuyas bases mínimas han subido un 8%, va a suponer unos ingresos al sistema de 400 millones de euros, que se sumarían a los 200 millones que reportará el incremento del 3% en la base máxima de cotización y de un 8% en la mínima si finalmente se acomete.
Plantea además un acuerdo en transformar las actuales reducciones de cotizaciones en bonificaciones y que se paguen a través de impuestos para ahorrar otros 1.000 millones de euros cada año a las arcas de la Seguridad Social.
No obstante, Amor se ha opuesto a eliminar los incentivos que se están aplicando actualmente, como la tarifa plana de cotización a la Seguridad Social, que ha beneficiado a un millón de autónomos.
CONTABILIZAR TODA LA VIA LABORAL EN EL CÓMPUTO DE LA PENSIÓN
El presidente de ATA también ha presentado otras medidas en la Comisión del Pacto de Toledo destinadas a mantener a los autónomos dentro del RETA, entre las que sugiere articular un sistema que permita que los autónomos, cuyos ingresos reales no superen el umbral del Salario Mínimo Interprofesional, coticen por una cuota similar a la tarifa plana.
Ve conveniente también reducir las cargas administrativas, mejorando la capacidad de elección de las cotizaciones de todos los autónomos mediante un sistema que les permita cambiar de cuota varias veces al año en función de los ingresos que va percibiendo.
Otras propuestas pasan por establecer fórmulas de cotización para el trabajo autónomo a tiempo parcial con el fin de atraerlos también al sistema y para aquellos que tengan vocación de no habitualidad o complementariedad económica.
Amor ve "imprescindible" facilitar la posibilidad de que los autónomos opten por que se les contabilice, de cara al cómputo de la pensión, la totalidad de la vida laboral. En la actualidad, un autónomo habrá contribuido de media durante su vida laboral con 96.000 euros, mientras que cobrará unos 168.000 euros durante sus años de retiro, 72.000 euros más de lo cotizado, al igual que sucede con los asalariados.
Por último, ha recordado a quienes acusan a los autónomos de no contribuir suficientemente a al principio de sostenibilidad, que en 2016 el colectivo ha generado 82.238 nuevos puestos de trabajo, y que desde 2013 ha generado más de 380.000 empleos, uno de cada tres de los que se han creado en España.