Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ATA advierte de que una inflación alta no es buena para el consumo ni para los autónomos

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha mostrado su preocupación por la rapidez con la que está creciendo la inflación, que encadena en noviembre su tercera tasa interanual positiva (0,7%).
Según ha asegurado la asociación en un comunicado, el encarecimiento de los carburantes y la electricidad, que lideran las subidas de precios, se traduce en un mayor coste para los autónomos.
El presidente de ATA, Lorenzo Amor, considera que este aumento en los precios se está produciendo más rápido y con mayor intensidad de lo que se esperaba, lo que "no es una buena noticia".
En este sentido, recalca que una inflación alta no favorece el consumo ni a los autónomos, ya que supone "un incremento en los costes", así como tampoco es buena para la economía en general ni para la creación de empleo, ha apuntado Amor.