Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACS solicitará 'rating' en cuanto cierre las cuentas de 2016

Tras reducir a mínimos su endeudamiento
ACS solicitará formalmente la obtención de un 'rating' en cuanto a finales del próximo mes de febrero cierre y presente sus cuentas correspondientes al cierre del ejercicio 2016, según informaron en fuentes del grupo.
La consecución de una calificación crediticia constituye desde hace varios años uno de los objetivos de la compañía que preside Florentino Pérez.
La solicitud formal de nota crediticia tendrá lugar después de que la compañía de construcción, servicios y concesiones haya reestructurado y reducido a mínimos su endeudamiento.
La política de rotación de activos no estratégicos que ACS viene desarrollando en los últimos años constituye el principal factor de este descenso.
Entre estas ventas sobresalen la segregación de sus activos de energías renovables en la filial Saeta y su posterior salida a Bolsa en 2015 y la reciente venta de Urbaser, firma de recogida y tratamiento de residuos.
Tras esta última operación, cerrada el pasado mes de diciembre, el endeudamiento de ACS se habrá reducido en un 28% hasta quedar situado en unos 1.160 millones de euros, desde los 2.250 millones que presentaba al cierre del pasado mes de septiembre, importe que ya suponía un descenso del 29% en comparación al año anterior.
MENOS DEUDA QUE EBITDA.
El actual nivel de pasivo de ACS arroja un ratio de deuda respecto al beneficio bruto de explotación (Ebitda), uno de los parámetros que más consideran las agencias de calificación, de 0,8 veces.
A pesar de no contar aún con 'rating', ACS ha acudido al mercado de capitales. En marzo de 2015 se estrenó con la colocación de bonos corporativos por 500 millones de euros y también ha emitido pagarés y emisiones para financiar proyectos internacionales concretos, como es el metro de Lima.
La compañía mantiene la reducción de su endeudamiento neto como uno de sus tres objetivos estratégicos, tal como señaló Florentino Pérez en la última junta de accionistas del grupo.
No obstante, ACS prosigue con su política de crecimiento, dado que la contención del pasivo "no impedirá seguir invirtiendo en aquellos proyectos y oportunidades que surjan que sean atractivos para la compañía", según garantizó el director general de la compañía, Ángel García Altozano, durante la presentación de los resultados del grupo del tercer trimestre de 2016.