Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACS gana 13 millones al vender el 75% de su participación en una autopista de Canadá

Por un importe de unos 18 millones de euros
ACS ha logrado una plusvalía de 13 millones de euros al vender la mayor parte (el 75%) de la participación del 50% que tiene en la autopista de circunvalación Sur de Vancouver (Canadá), según informó la compañía.
La operación se ha cerrado por 24,7 millones de dólares canadienses (unos 18 millones de euros), dado que se ha aplicado un valor de empresa de 654 millones de dólares canadienses (470 millones de euros), según detalló a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La venta se enmarca en la política del grupo que preside Florentino Pérez de rotar activos maduros para lograr recursos con que acometer nuevos proyectos o reducir deuda.
La South Fraser Perimeter Road de Vancouver es una autopista de 40 kilómetros de longitud y cuatro carriles que bordea Vancouver por el Sur, en paralelo al cauce del río Fraser. ACS se la adjudicó en 2010 y la puso en servicio en 2013.
ACS ha vendido ahora el grueso de su parte en la infraestructura a dos inversores institucionales, Connor, Clark & Lunn Infrastructure y Régime de Rentes du Mouvement Desjardins.
No obstante, ha firmado un contrato de servicios con estos inversores por el que, a partir de ahora, además de su participación minoritaria en la autopista, se asegura su gestión y los trabajos mantenimiento de la vía durante los 18 años que quedan de concesión.
La autopista forma parte del plan de inversión en infraestructuras que desarrolla la provincia canadiense de British Columbia, el denominado 'Gateway Program'.
NORTEAMÉRICA, MERCADO ESTRATÉGICO.
Tras esta operación, ACS ratifica su destacada presencia en el mercado concesional de Canadá, donde cuenta con una cartera de ocho activos (seis autopistas y los tranvías de Toronto y Ottawa). A ellos se suman las tres autopistas con que cuenta en Estados Unidos.
Norteamérica constituye uno de los mercados estratégicos del grupo, en el que también tiene una importante presencia con su actividad constructora. De hecho, esta zona constituye actualmente la primera por ingresos de la compañía, dado que le genera más del 40% del total.
ACS acomete esta nueva desinversión apenas días después de cerrar la anunciada venta de Urbaser, su filial de recogida de residuos urbanos, a un grupo chino.
La materialización de esta venta ha permitido al grupo un nuevo avance en otro de sus objetivos estratégicos, la reducción de deuda. Tras la operación, ACS ha reducido en un 28% su endeudamiento neto total, que se sitúa en unos 1.164 millones de euros.