Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis dispara los recortes de plantilla en las grandes empresas

Un empleado trabaja en la cadena de producción de Nissan en Washingtoncuatro.com
La crisis pasa factura a los trabajadores de las grandes empresas. El fracaso del plan de bajas voluntarias ha llevado a Nissan a retomar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 1.000 de sus trabajadores.
Ante la situación, los sindicatos de la compañía automovilística han solicitado la mediación de la Generalitat para lograr que las fábricas de Barcelona mantenga abierta la mesa de negociación y no presente el ERE para un millar de empleados, tal y como ha planteado este miércoles a los trabajadores.
Empresa y sindicatos han mantenido esta mañana la primera reunión después de que concluyera el plazo de inscripción en el plan de bajas voluntarias y prejubilaciones puesto en marcha por Nissan a principios de este año para dar salida al excedente de más de 1.400 empleados de las fábricas españolas. Sin embargo, poco más 400 personas se han acogido a estas medidas, lo que implica que la compañía sigue teniendo un sobrante de un millar de trabajadores, según han explicado fuentes sindicales.
Por eso, la empresa ha anunciado su intención de aplicar "medidas más traumáticas" ,un ERE, con el objetivo de reducir la plantilla hasta los 2.800 operarios, el nivel que considera óptimo para garantizar la viabilidad de la planta catalana. Empresa, sindicatos y Generalitat mantendrán el próximo viernes, día 17, la primera reunión a tres bandas para tratar de buscar una salida consensuada a la situación.
Drásticos recortes de puestos de trabajo
Por su parte, la compañía aérea Air France-KLM ha anunciado que reducirá su plantilla en 3.000 personas hasta 2011. Según la aerolínea franco-holandesa, quien justifica la medida por la grave crisis que atraviesa el sector, la reestructuración se realizará a través de jubilaciones y sin renovar los contratos temporales.
También recortará empleos el banco suizo UBS, una de las mayores víctimas de la crisis financiera. Suprimirá hasta 8.700 empleos tras perder 1.322 millones de euros en el primer trimestre y situarse en 'números rojos'. El recorte de 8.700 empleos afectará a cincuenta países.