Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se dispara la alerta en la central de Fukushima

Soledad tras el terremotoReuters
El director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, Yukiya Amano, ha dicho este miércoles que considera "muy grave" la situación que atraviesa Japón a raíz de los daños causados en varias centrales nucleares por el terremoto y el tsunami del viernes pasado y ha anunciado que va a viajar a este país.
Amano ha dicho que espera poder volar a Japón este jueves y permanecer allí un día, durante el cual pedirá más información a las autoridades niponas. "La situación (...) es muy grave", ha declarado el director general, que es japonés, en una rueda de prensa.
Amano ha indicado que se ha confirmado que los respectivos núcleos de tres de los reactores de la central nuclear Fukushima-1 están dañados.
Preocupación por el estado de las piscinas de los reactores 3 y 4
Además, la AIEA ha asegurado que las autoridades japonesas han expresado su preocupación por el estado de las piscinas que contienen el combustible nuclear usado de los reactores 3 y 4 de la central de Fukushima-1.
El organismo internacional ha informado de que el Ministerio de Defensa japonés suministrará agua en el reactor 3 por medio de helicópteros y que planea realizar esta misma operación desde tierra en el reactor 4 y, posiblemente, en el reactor 3 con posterioridad
Bruselas insiste en la falta de control en Fukushima
Por su parte, el comisario de Energía, Günther Oettinger, ha insistido en que la situación en la central nuclear japonesa de Fukushima está "fuera de control" y ha alertado de que podrían producirse "nuevas catástrofes" en las próximas horas que pongan en riesgo la seguridad de las personas que permanezcan en el país.
Tras repasar los últimos incidentes en la central y recordar los fallos en el sistema de refrigeración, Oettinger ha asegurado en una comparecencia ante la comisión de Medio Ambiente de la Eurocámara que "esta instalación está fuera de control" y que las autoridades japonesas "no saben" cómo resolver esta crisis.
En esta línea, ha lamentado las "divergencias claras" entre la información ofrecida por el Gobierno nipón y los datos facilitados por la empresa que gestiona la planta de Fukushina, Tokyo Electric Power Co. "Hasta ahora tenía una opinión muy alta de la competencia técnica y fiabilidad de los japoneses, pero quizá haya que revisar la opinión porque hay muchas incoherencias", ha asegurado.
El comisario ya sembró la alarma este martes con unas declaraciones ante otro grupo de eurodiputados al comparar la situación en Japón con el "apocalipsis" y, en esta ocasión, ha dicho que lo ocurrido en el país asiático se sitúa "entre una catástrofe y una gran catástrofe".
Pruebas de estrés para las nucleares
El comisario ha informado a la Eurocámara de la reunión que mantuvo el martes con las 27 autoridades nacionales de seguridad nuclear, los gobiernos y representantes de la industria y ha confirmado que los participantes demostraron una "voluntad muy clara" de someter a pruebas de resistencia a las 143 centrales nucleares que hay en territorio comunitario.
Pese al consenso en este sentido, también hubo notables "divergencias" respecto a si la crisis de Japón debe propiciar un "cambio radical" en las políticas energéticas europeas, en especial en lo que respecta a la energía nuclear, el debate sobre la conveniencia de extender la vida útil de las plantas y la transición hacia las energías renovables.
Aumenta el número de fallecidos
Mientras, el número de personas que han muerto en Japón como consecuencia del terremoto y el posterior tsunami del viernes pasado ha aumentado a 4.255, mientras que los heridos ya son 8.194, según el último balance de la Agencia Nacional de Policía.
Los fallecidos se reparten en 12 prefecturas del país, mientras que las desapariciones se han producido en seis prefecturas, según el balance, del que informa la agencia de noticias Kiodo.
La agencia advierte de que la cifra de muertos aumentará porque se están encontrando numerosos cadáveres, principalmente en las zonas costeras golpeadas por el tsunami, ahora que parte del agua ha retrocedido y se han levantado las alertas por tsunami.
En las operaciones de rescate y ayuda de este miércoles han participado 80.000 militares, policías y bomberos, que han visto complicada su labor por unas temperaturas excepcionalmente bajas para esta época del año.
El primer ministro, Naoto Kan, ha dicho durante una reunión con un grupo de trabajo para situaciones de emergencia: "Podríamos rescatar a más de 26.000 personas, pero el número de muertos o desaparecidos ha superado los 10.000".
Evacuadas medio millón de personas
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha afirmado este miércoles que medio millón de personas han sido evacuadas en la zona afectada por el terremoto, el tsunami y la emergencia nuclear declarada en el noreste de Japón.
Este organismo de la ONU alertó que los hospitales sufren la falta de electricidad, medicinas y otras materias de primera necesidad, e indicó que más de 20.000 personas continúan buscando refugio.