Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La dimisión de un vocal del CGPJ desata la polémica

La vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Margarita Robles ha asegurado tener la "conciencia muy tranquila", después de haber sido acusada de pactar los nombramientos de jueces y magistrados, y ha defendido que todos los procesos de selección de cargos se han basado "exclusivamente en factores de mérito y capacidad".
Robles, en declaraciones en un foro de la revista económica "Negocio", ha salido al paso de la información publicada por el diario "El País" en la que se da cuenta de la dimisión del vocal José Manuel Gómez Benítez de la Comisión de Calificación del CGPJ por estar en desacuerdo con la política de nombramientos del máximo órgano de Gobierno de los jueces.
En concreto, se acusa a Robles, de la asociación Jueces para la Democracia (JpD) y elegida vocal a propuesta del PSOE, y a Manuel Almenar, de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) y seleccionado a propuesta del PP, de pactar los nombramientos de jueces y magistrados e imponérselos a la Comisión de Calificación.
Robles ha afirmado que estas acusaciones suponen "una ofensa" y "una falta de respeto" y ha querido dejar claro que en todos los nombramientos realizados por el actual Consejo "ha primado el merito y la capacidad, todos tienen una altísima trayectoria".
La vocal ha reiterado que tiene "la conciencia muy tranquila" y ha añadido que ella es solamente "una más de los 21 miembros".