Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los dieciseis aeropuertos españoles cerrados, ya están abiertos

El director del aeropuerto de El Prat, Ferran Echegaray, ha hecho un llamamiento a los pasajeros que tenían que volar desde Barcelona a que no se desplacen al aeropuerto, ya que se encuentra cerrado, y opten por contactar con sus respectivas aerolíneas por teléfono o Internet. Echegaray ha explicado que en este momento la situación en el aeropuerto es de "normalidad absoluta" porque los pasajeros afectados "están siendo atendidos por las compañías", pero una afluencia continuada de más viajeros al aeropuerto cerrado podría provocar aglomeraciones. Hoy estaban previstos 728 vuelos en el aeropuerto de Barcelona.
Ayer se constituyó un comité de crisis, presidido por el delegado del Gobierno y con la participación de responsables de AENA, de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, de los Mossos d'Esquadra y de las compañías aéreas y de handling. El comité está analizando la evolución de la nube de ceniza volcánica, su afectación sobre el espacio aéreo y las alternativas para atender a los pasajeros.
Esta medida, tomada en coordinación con Eurocontrol -el organismo europeo que coordina el tráfico aéreo- supone el cierre del espacio aéreo en los sectores afectados, ya que la nube ceniza no permite realizar sobrevuelos por debajo de 35.000 pies de altura.
Aena recomienda a los pasajeros que tengan previsto volar desde o hacia los destinos afectados que no acudan a los aeropuertos y se informen del estado de sus vuelos con sus compañías aéreas.
Hasta las 10.00 horas de este domingo se han cancelado un total de 1.375 vuelos (681 llegadas y 694 salidas) desde los aeropuertos de la red de Aena con aeropuertos de Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Holanda, Hungría, Italia, Luxemburgo, Irlanda, Noruega, Polonia, Serbia, Suecia, Reino Unido, República Checa, Suiza, Rumanía y Ucrania.
El número de vuelos programados para toda la jornada dominical entre aeropuertos de Aena y los países europeos afectados es de 2.136.
Zapatero también afectado
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no podrá asistir este domingo al funeral del fallecido presidente polaco, Lech Kaczynski, ante la imposibilidad de viajar a Cracovia por la nube de cenizas que afecta a todo el norte y centro de Europa, según informan fuentes de Moncloa.
Pruebas satisfactorias
Según Eurocontrol, el organismo europeo de aviación, los despegues o aterrizajes no están permitidos en la mayoría de los países del norte y centro de Europa debido a la ceniza que escupe el volcán en Islandia, todavía en erupción. A pesar de las pruebas realizadas satisfactoriamente por algunos países como Francia, Bélgica, Países Bajos o Alemania.
Las aerolíneas de Países Bajos y Alemania dicen no haber observado daños en sus aeronaves tras realizar este sábado vuelos de prueba en cielo europeo para evaluar el impacto de la nube de ceniza volcánica que ha forzado a cerrar los aeropuertos en todo el continente. La aerolínea holandesa KLM ha asegurado que sus pruebas han sido satisfactorias y que espera que siete de sus aviones vuelen de Alemania a Amsterdam este domingo y obtener permiso para restablecer parcialmente sus operaciones.
Por su parte, la alemana Lufthansa ha realizado pruebas con diez aviones desde Frankfurt hasta Munich. Un portavoz de la aerolínea ha precisado que han volado a una altitud de 3.000 y de 8.000 metros. "Todos los aviones han sido inspeccionados en Frankfurt y no hemos encontrado daños sobre las lunas o el fuselaje ni tampoco hemos observado ningún efecto en los motores", ha precisado.
Los vuelos de KLM y Lufthansa son parte de una serie de pruebas en la UE realizadas también en Francia y Bélgica. "La ceniza está formada por finas partículas de cristal. Tenemos que saber cuál es el impacto sobre las aeronaves", ha indicado la portavoz del ministro de Insfraestructuras holandés.