Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 28 detenidos en una operación contra el juego, las drogas y la prostitución en dos karaokes de Madrid

En total han sido identificadas 270 personas, algunas de ellas portaban entre 10.000 y 40.000 euros en efectivo para apostarlos en juegos de cartas o de fichas y han sido incautadas varias dosis de ketamina, cocaína, marihuana y ice. Los agentes también han descubierto a jóvenes ejerciendo la prostitución y han intervenido un arma de fuego.
Estos locales clandestinos se caracterizaban por un total hermetismo. La información sobre los mismos era muy restringida, hasta el extremo de que estaban destinados exclusivamente a clientes de nacionalidad china.
A pesar de los obstáculos, los agentes pudieron comprobar que estos establecimientos disponían de numerosos reservados, que facilitaban la privacidad y la intimidad de los clientes. Por ello, estos locales se habían convertido en un punto de reunión de delincuentes habituales de origen asiático y, a su vez, un lugar donde surgían peleas que solían concluir con heridos.
Los policías igualmente verificaron que dentro de estos karaokes se distribuían y consumían sustancias ilegales como cocaína, ketamina, marihuana y ice. Estos locales también acogían partidas de póquer o mahjong (juego de solitario antiguo) en las que los jugadores apostaban elevadas cantidades de dinero. Del mismo modo, numerosas mujeres se hallaban a disposición de los clientes, a los que ofrecían sus servicios de prostitución.
Drogas y armas
Tras analizar exhaustivamente la información recopilada, los investigadores establecieron un amplio dispositivo policial en estos dos karaokes y de madrugada accedieron simultáneamente a ambos locales, al objeto de evitar filtraciones que pudieran restar eficacia a la operación.
En el karaoke de Parla, los investigadores intervinieron a algunos clientes varias bolsitas que contenían sustancias prohibidas, tales como ketamina, cocaína, marihuana y ice. Asimismo, uno de los clientes portaba un arma de fuego, por lo que fue detenido por un delito de tenencia ilícita de armas.
La operación ha sido llevada a cabo por el Grupo V de la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación en colaboración con la Brigada de Juegos de Azar de la Comisaría General de Policía Judicial y la Unidad de Intervención Policial.