Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho detenidos por comprar en internet con tarjetas fraudulentas y suplantar identidades

Ocho detenidos por comprar en internet con tarjetas fraudulentas y suplantar identidadesGTRES

La Policía Nacional ha detenido a ocho personas por su presunta relación con un delito de estafa al comprar productos por Internet con tarjetas de crédito falsas. Tras tomarles declaración, han sido puestos en libertad.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la provincia de Valencia a seis mujeres y dos hombres de entre 20 y 52 años como presuntos autores de un delito de estafa al comprar productos en páginas web con numeraciones de tarjetas de crédito fraudulentas y suplantar identidades. Para recibir los pedidos utilizaban domicilios que no correspondían ni con los titulares de las tarjetas ni con los que compraban, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.
Las investigaciones se iniciaron en junio del año pasado al tener conocimiento los policías de varias denuncias en el conjunto de España por la utilización fraudulenta de numeraciones de tarjetas de crédito para la compra de productos a través de páginas de anuncios de Internet.
Para comprar estos productos, los sospechosos también utilizaban identidades reales que se asociaban a las tarjetas, aunque no fueran los titulares. Además, los domicilios en los que entregaban los productos ni correspondían con los titulares de las tarjetas ni con las identidades utilizadas para la compra.
Tras las pesquisas, los agentes averiguaron la identidad de la persona que recibía el material y que vivía en la provincia de Tarragona (Cataluña), por lo que, tras ser localizada, fue detenida como presunta autora de un delito de estafa continuada. Ésta formaba parte de un grupo estructurado.

Las detenciones se realizaron en distintas fases y se practicaron dos registros domiciliarios en València y Aldaia, donde intervinieron dos ordenadores portátiles, dos teléfonos móviles, dos placas de vitrocerámica y documentación.

La operación ha sido desarrollada por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia, de la Comisaría de Xirivella, de Tarragona y de Zaragoza. Los detenidos, sin antecedentes policiales, tras ser oídos en declaración fueron puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sean requeridos.