Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un somalí detenido después de intentar asaltar la casa del caricaturista de Mahoma

Un somalí fue disparado cuando presuntamente trataba de entrar en la casa del caricaturista danés Kart Westergaard, conocido por sus controvertidas caricaturas de Mahoma. El hombre, de 27 años, iba armado con un hacha y una navaja. Además, había roto la ventana de la casa de Westergaard en la ciudad danesa de Aarhus.
Según ha explicado el portavoz de la Policía danesa, "a las 22.00 se recibió una llamada de alarma de la casa del señor Westergaard". Además, ha añadido que el hombre "rompió la ventana e intentó atacar a un agente con el hacha, por lo que fue disparado en su pierna derecha y en su brazo izquierdo. No está herido gravemente". Asimismo, los expertos en explosivos de la Policía fueron enviados a la zona para averiguar si colocaron también una bomba.
Mientras, según han informado los Servicios Secretos Daneses (PET), el intruso detenido tiene vínculos con una milicia islámica somalí y con la red terrorista de Al Qaeda. Asimismo, el PET ha afirmado que el hombre, de 27 años de edad, pertenece a una célula islámica que opera en Dinamarca. Asimismo, la justicia danesa acusará de intento de asesinato a dicho hombre.
Antecedentes
Los caricaturistas daneses provocaron la furia del mundo islámico hace cuatro años cuando un periódico danés publicó unos dibujos en los que aparecía Mahoma vistiendo un turbante con la forma de una bomba.
Así, hubo violentas protestas en varios países islámicos que se saldaron con la muerte de decenas de personas en Nigeria, Libia y Pakistán. Los manifestantes quemaron banderas danesas en una serie de protestas que culminaron en febrero de 2006 cuando las sedes diplomáticas danesas en Damasco y Beirut fueron incendiadas.