Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un desprendimiento de tierra deja más de 700 muertos en China

Tragedia en ChinaReuters
La cifra de muertos causados por el devastador desprendimiento de tierra que se produjo el sábado pasado en la ciudad de Zhouqu, en la provincia china de Gansu (al norte del país), ha aumentado a 702, mientras que aún hay 1.042 personas desaparecidas, según informan los equipos de emergencias. Un día antes, las autoridades habían dicho que el número de muertos ascendía a 337, y el de desaparecidos a 1.148.
El suceso de Zhaoqu se añade a la cadena de tragedias provocadas por inundaciones y derrumbes de los últimos meses. Las lluvias torrenciales recientes han provocado, según el Ministerio de Asuntos Civiles, alrededor de 1.500 víctimas mortales.
"Hay 20 miembros de mi familia abajo"

Cientos de personas, entre voluntarios y fuerzas del Gobierno, se han desplazado a Zhaoqu para tratar de localizar a las personas que permanecen desaparecidas. Muchas de estas personas, como Zou Juanglian, buscan a sus parientes bajo el barro y los escombros. "Hay alrededor de 20 miembros de mi familia ahí debajo", lamentó.
El primer ministro chino, Wen Jiabao, se ha desplazado a la ciudad, que se encontraba cubierta de agua en dos de sus terceras partes. Según pasan las horas, se reducen las posibilidades de encontrar a supervivientes en la zona de desastre.