Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La derecha se prepara para gobernar

Los chilenos participarán este domingo en unas elecciones presidenciales y parlamentarias que los analistas e historiadores locales e internacionales no dudan en calificar como las más reñidas y emocionantes de los últimos 20 años, incluso más que las de 1989, cuando el bloque de partidos de centro-izquierda que aún gobierna el país unió fuerzas para derrotar a la dictadura de Augusto Pinochet.
En dos décadas, es la primera vez que la coalición gubernamental aparece como perdedora en todas las encuestas. También es la primera vez que no lleva un candidato único y, principalmente, es la primera ocasión en todo el período en que un representante de la oposición de derechas tiene reales posibilidades de llegar a La Moneda, lo que no ha podido lograr en medio siglo, con la sola excepción de lo ocurrido durante 17 años tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973.
El candidato de la derecha es el multimillonario Sebastián Piñera, de 60 años, dueño de una fortuna de mil millones de dólares según la revista 'Forbes'. Al frente de la coalición gubernamental figura Eduardo Frei, de 67 años, quien ocupa el segundo lugar en las encuestas y ya fue presidente del país entre 1994 y 2000.
Segunda vuelta necesaria
Tanto los entornos pro gubernamentales como los de la oposición coinciden en señalar que, probablemente, la tibieza de la campaña en comparación con episodios anteriores, se deba a la casi certeza de que ninguno de los candidatos logrará el 50 por ciento más uno de los votos, lo que obligará a realizar una segunda vuelta o 'ballotage' el próximo 17 de enero y que, seguramente, la contienda electoral se vuelva un poco más reñida con miras a esa fecha.
Según las últimas encuestas, todo indica que así será. Un sondeo de opinión dado a conocer este miércoles por el Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (CERC) auguró una segunda vuelta entre el candidato del oficialismo y el de la derecha, lo que podría implicar un reordenamiento de la centro izquierda, que va a esta primera vuelta del domingo dividida en tres candidatos. La misma encuesta da como ganadora a la derecha también en la segunda vuelta.
Poca participación
En la misma línea, la contienda electoral que se inicia este domingo ha tenido una de las más bajas convocatorias en lo que respecta a las nuevas inscripciones en los registros electorales. Sólo 211.000 personas mayores de 18 años se preocuparon por censarse en un país donde la inscripción es voluntaria pero el voto obligatorio. Claro que eso sólo será así hasta estas elecciones, ya que, poco antes de terminar su período, el Gobierno de Bachelet logró aprobar una reforma que hará la inscripción automática y el voto voluntario.
Chile cuenta con casi 17 millones de habitantes. De ellos, 12,3 millones están habilitados para sufragar. Sin embargo, sólo 8,3 millones han cumplido con el trámite y serán ellos, integrantes de un padrón electoral considerado "envejecido" por los expertos debido a su escasa renovación, quienes decidan el destino político del país.