Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El déficit del Estado baja el 5,7 por ciento mientras cae el superávit de la Seguridad Social

El secretario de Estado de HaciendaReuters
En términos de caja -que computa los ingresos y pagos cuando se efectúan y no cuando se comprometen, como hace la contabilidad nacional-, el Estado ha registrado hasta mayo un déficit de 22.878 millones, superior al saldo negativo de 19.102 millones alcanzado hasta mayo en 2009. En su comparecencia cuatrimestral en el Congreso, Ocaña ha destacado la recuperación importante de los ingresos impositivos, que representan el 92,7 por ciento del total, y que han crecido el 7,4 por ciento respecto a los cinco primeros meses del año pasado, hasta alcanzar los 65.988 millones. Además, ha añadido que los datos de mayo confirman que las previsiones del Gobierno se están cumpliendo.
Los ingresos no financieros totales ascendieron a 71.180 millones, el 2,4 por ciento más
El secretario de Estado ha señalado que el aumento de los ingresos impositivos se ha debido principalmente a la recaudación por IVA, que ha aumentado el 21,9 por ciento, hasta recaudar 22.446 millones. A este incremento ha contribuido el descenso de las devoluciones anuales por el impuesto y el aumento de los ingresos por los aplazamientos concedidos durante los meses precedentes.
Ocaña ha destacado que también influyen en ese aumento de los ingresos por IVA otros aspectos como el incremento de los ingresos por importaciones y el mejor comportamiento de las ventas interiores. Asimismo, el IRPF ha registrado hasta mayo una recaudación de 28.679 millones, el 3,6 por ciento más, como consecuencia de las medidas normativas de consolidación fiscal y de la supresión parcial de la deducción de los 400 euros y la subida al 19 por ciento del tipo de retención a las rentas del capital.
En el Impuesto sobre Sociedades, la recaudación ha ascendido a 4.383 millones, el 18,1 por ciento menos, debido sobre todo a la caída de los pagos fraccionados. Los ingresos por Impuestos Especiales han aumentado el 4,8 por ciento hasta los 7.987 millones, con incrementos del Impuesto sobre el Tabaco (5,7 por ciento), del Impuesto sobre Hidrocarburos (4,1 por ciento) y del Impuesto sobre la Electricidad (6,8 por ciento). Además, los pagos no financieros han alcanzado los 74.184 millones, el 14,5 por ciento más, debido al anticipo a cuenta a las comunidades autónomas de los recursos adicionales del nuevo sistema de financiación y al adelanto de las transferencias del Servicio Público de Empleo estatal.
El superávit de la Seguridad Social cayó el 12,92 por ciento hasta mayo
La Seguridad Social ha registrado un superávit de 9.738,33 millones de euros hasta mayo, lo que supone el 12,92 por ciento menos que en el mismo periodo de 2009 y el 30 por ciento más que en los cuatro primeros meses de este año, según ha informado el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Trabajo destaca que hasta abril de este año la variación interanual ha sido del 29 por ciento, por lo que en un mes esta tasa se ha reducido casi un tercio.
Según el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, es la consolidación de los ingresos y la "extraordinaria" austeridad y el control de los gatos corrientes y de incapacidad temporal lo que explica esta mejora de la situación. Además, prevé que gracias a esas medidas el año cierre con un superávit mayor del previsto inicialmente. Trabajo señala en un comunicado que los gastos corrientes han caído el 7,87 por ciento en relación al mismo periodo del año pasado y los de Incapacidad Temporal el 4,37 por ciento, mientras que los gastos de personal han subido el 0,12 por ciento y los de pensiones el 5,24 por ciento.
Crecen los gastos y los ingresos
El superávit de 9.738,33 millones de euros, que representa el 0,89 por ciento del producto interior bruto (PIB), ha sido el resultado de unos ingresos de 51.020,05 millones de euros, que han aumentado el 0,32 por ciento, frente a unos gastos de 41.641,72 millones de euros, que crecieron el 3,89 por ciento en relación al mismo periodo del año anterior. Por su parte, los gastos pendientes de imputación presupuestaria han alcanzado los 1.000 millones de euros, lo que implica una disminución del superávit a esta fecha.
En términos de caja, los ingresos han ascendido a una recaudación líquida de 49.114,79 millones de euros, el 1,46 por ciento más respecto a hace un año, mientras que los pagos sumaron 41.198,77 millones, el 3,32 por ciento más. Del total de los ingresos hasta mayo, el 91,33 por ciento ha correspondido a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 8,67 por ciento restante a las Mutuas de accidentes de Trabajo y enfermedades profesionales. Mientras, el 92,90 por ciento de los pagos fue reconocido por las entidades gestoras y el 7,10 por ciento por las mutuas.
La mayor partida, para las pensiones de jubilación
Los ingresos por cotizaciones sociales han aumentado 0,33 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2009 hasta los 44.096,81 millones de euros. La Seguridad Social prevé ingresar este año 107.376,63 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales, por lo que los ingresos por este concepto hasta mayo suponen el 41,07 por ciento de lo previsto para todo 2010. Las transferencias corrientes han aumentado el 2,85 por ciento, hasta los 5.275,68 millones y los ingresos patrimoniales han sumado 1.145,04 millones, el 4,91 por ciento más.
En cuanto al gasto, el 91,42 por ciento del gasto no financiero de la Seguridad Social ha sido para prestaciones económicas a familias e instituciones con un valor total de 38.068,03 millones. Dentro de este concepto, la mayor partida, 36.602,50 millones, ha correspondido a pensiones y prestaciones contributivas, que han crecido el 4,56 por ciento en un año. Dentro de las prestaciones contributivas se destinaron 33.573,44 millones (el 5,24 por ciento más) a las pensiones de invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares. La mayor partida fue para las pensiones de jubilación (22.468,77 millones de euros), seguida de las de viudedad (6.515,87), invalidez (4.024,65), orfandad (476,68) y a favor de familiares (87,47).