Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una decena de heridos en la marcha anti-OTAN

Una decena de manifestantes heridos, edificios arrasados e incendiados por los militantes más radicales y numerosos daños materiales han sido los resultados de la gran marcha anti-OTAN celebrada hoy en Estrasburgo. A escasos 5 kilómetros del lugar dónde se celebraba la Cumbre de la Alianza Atlántica, 10.000 personas antiglobalización portaban banderas multicolores con la palabra 'paz'.
Pero no todo eran banderas. Del lado francés del Puente de Europa, se vivían los disturbios más violentos de toda la contra-cumbre de la Alianza Atlántica, en los que horas antes del inicio de la manifestación ya se había detenido a una treintena de personas.
Los agitadores, vestidos de negro y con el rostro cubierto, incendiaron el hotel Ibis Pont de l'Europe, la oficina de aduanas del antiguo puesto fronterizo y una oficina de turismo. Además de saquear una farmacia, una estación de servicio Elf y un centro de ocio. Manifestantes que acababan con el mobiliario urbano que encontraban a su paso.
El recorrido de la marcha ha sufrido variaciones acordadas con las fuerzas de seguridad para evitar pasar por zonas cercanas a las que estaban siendo escenario de los disturbios más graves.
Algunos vecinos de la zona han expresado su rabia por lo ocurrido y han denunciado que el centro de la ciudad estaba fuertemente protegido mientras que sus barrios quedaban totalmente destrozados por los más radicales.