Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El debate sobre los toros se politiza

De la Vega confima que hay dos muertos españoles en HaitíCuatro
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que el Ejecutivo "siempre es más partidario de la libre elección que de la imposición" en relación al debate sobre la prohibición de las corridas de toros suscitado en distintas comunidades.
Asimismo, de la Vega ha dado esta respuesta en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros al ser preguntada por si el Ejecutivo ve necesario declarar la fiesta taurina Bien de Interés Cultural (BIC), como ya han anunciado que harán las comunidades de Madrid, Valencia y Murcia.
Mientras, El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha insinuado el interés de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de rentabilizar electoralmente la discusión de los toros. Así, ha asegurado que "algún movimiento de última hora tiene más que ver con la política que con el debate".
Asimismo, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha calificado de "absolutamente inaceptable" la comparación entre los toros y la violencia de género que formularon en el Parlamento catalán los ponentes de la iniciativa legislativa popular que pretende prohibir las corridas en dicha comunidad autónoma.
Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha asegurado no tener nada en contra de los festejos taurinos, destacando que los políticos "deben tener la fiesta en paz y dejar a la fiesta en paz". Por su parte, Barreda ha manifestado su apoyo a la fiesta taurina, ante la polémica surgida.
Las reacciones en el seno del PP
El líder popular, Mariano Rajoy, ha dicho que no es partidario de prohibir una fiesta que con su historia y su tradición forma parte de nuestra cultura, y ha dicho que el drama es que "en España hay mucha gente más pendiente de prohibir y de hacer decretos quitando posibilidades, que de gobernar de verdad".
Asimismo, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha acusado a los partidos catalanes de convertir las corridas de toros en un debate de identidad en el Parlament catalán. Además, ha criticado que se haya intentado hacer de este debate un elemento de confrontación "que no tiene ningún sentido".
"No es un tema ligado a las ideologías, pero sí que se ha intentado por parte de algunos políticos catalanes convertirlo en un debate sobre otra cosa", ha dicho. Pese a admitir que no entiende de toros, ha llamado a respetar todas las sensibilidades y a dar libertad ante un acontecimiento en el se relacionan otros aspectos económicos y medioambientales