Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El bolso que compró una mujer en una tienda deparó una estremecedora sorpresa

La compra que realizó una mujer en una tienda de Arizona deparó una increíble sorpresaLaura Wallace

Una mujer hizo un sorprendente descubrimiento en un bolso que compró en una tienda en la localidad estadounidense de Sierra Vista, en el estado de Arizona. Laura Wallace adquirió un bolso que tenía una ‘sorpresa’: en uno de sus bolsillos contenía una carta escrita en chino.

Fue la suegra de Wallace la que descubrió la extraña nota, a lo que inmediato buscó ayuda para intentar averiguar qué decía la singular carta, según informa GlobalNews. Para ello decidió solicitar la ayuda de dos traductores diferentes para conocer el misterio de la carta, que decía lo siguiente:
"Los reos de la prisión de Yingshan, en [la provincia de] Guangxi, China, están trabajando 14 horas diarias sin derecho a un descanso o una pausa para ir al baño al medio día, continúan trabajando hasta las 12:00 de la media noche y quien no quiera continuar su trabajo será golpeado. Sus comidas no llevan aceite o sal. Cada mes el jefe le paga 2.000 yuanes al reo, cualquier plato adicional (sic) es terminado por la policía. Si los reos están enfermos o necesitan medicina, el costo será deducido de su salario. La prisión en China no es como la de América, caballo vaca chivo cerdo perro (que literalmente significa tratamiento inhumano)".
De ser correcta la traducción y pensando que el contenido de la misma es real, estaríamos ante un claro caso de explotación laboral, ya que serían los propios presos los que estarían realizando los bolsos. Wallace ha señalado que ha querido compartir la nota para crear conciencia sobre la situación y ha dicho que no ha querido que fuera un ataque a cualquier tienda, sino que esto está ocurriendo en toda clase de lugares.
Ante tal información, la empresa que vendió el bolso ha asegurado en declaraciones a News 4 de Tucson que “no podemos hacer un comentario específico sobre esta nota porque no tenemos forma de verificar el origen de la carta, pero uno de los requerimientos de nuestros proveedores es que todo el trabajo debe ser voluntario, como indican nuestros estándares”.