Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Compra un anillo por 10 libras y 30 años después descubre que vale 350.000 libras

Lleva durante 30 años un anillo que le costó 10 libras pero que puede llegar a costar 350.000 librasGtres

Imaginen comprar un anillo de bisutería y hacer uso de él durante 30 años. Imaginen que ese anillo les costó en torno a 11.5 euros de la época. Imagen que ahora deciden vender ese anillo y le aseguran que su valor puede superar los 400.000 euros. Pues la historia es real y ha ocurrido en Inglaterra.

Su propietario, y por consiguiente también la persona que se lo vendió, no pensaban ni por asomo de que el anillo que en un principio costó 10 libras en un mercadillo dentro de un garaje contenía un diamante real, tal y como explica The Guardian. Se presuponía esto debido a que en el siglo 19 los diamantes no se cortaban para mostrar una especial brillantez.
De esta forma, el propietario del anillo ha estado usando la pieza de un valor millonario durante 30 años. Y todo ello sin conocer el valor real de la misma. Podía ir al supermercado o a trabajar con un anillo que supera los 400.000 euros. Eso sí que es un lujo.
La jefa del departamento de joyería de la casa de subastas de Londres, Jessica Wyndham, ha asegurado que el propietario del anillo “lo llevaba cuando iba a comprar, por lo que tiene un desgaste del día a día. A pesar de ello el aspecto del anillo es bueno. Pero fue comprado como bisutería, nadie tenía ni idea de que tenía un valor tan alto. Ellos lo disfrutaron sin saberlo durante todo ese tiempo”.
Sobre los propietarios del anillo, Jessica ha explicado que “no tienen historial de coleccionar antigüedades y mucho menos tienen relación alguna con la colección de diamantes. Es un golpe de suerte que pasa una vez en la vida, un hallazgo increíble”.
“Vinieron con la idea de que podría ser real, pero no tenían idea de su valor”, ha comentado la jefa del departamento de joyería de la casa de subastas de Londres, quien ha seguido relatando que “le dimos un primer vistazo y pensamos que podía ser un diamante, por lo que lo testamos con el Instituto Gemológico de América”.
El tamaño del diamante es tal, que la propia Jessica ha dicho que “la mayoría de nosotros ni siquiera podríamos empezar a soñar con ser dueño de un diamante tan grande”. Ahora habrá que esperar a ver el precio que alcance en la subasta el anillo de ’10 libras’.