Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La zarzuela barroca 'Iphigenia en Tracia' regresa 269 años después a Madrid con una "estética actual"

La zarzuela barroca 'Iphigenia en Tracia', compuesta por José de Nebra en 1747 con libreto de Nicolás González Martínez, regresa a Madrid, al Teatro de la Zarzuela, pero con una versión de "estética actual". 'Iphigenia en Tracia' se representará en el Teatro de la Zarzuela los días 15, 19, 23, 25 y 27 de noviembre en horario de las 18:00 horas.
Así lo ha asegurado su director de escena, Pablo Viar, durante una rueda de prensa celebrada en Madrid. Viar ha remarcado que esta zarzuela cuenta con "varios elementos fascinantes", entre los que se encuentra la "fabulosa partitura del maestro Nebra".
Pese a tratarse de una obra con estética actualizada, 'Iphigenia en Tracia' conserva la estructura de zarzuela barroca y también recoge pequeños fragmentos del libreto original de Nicolás González, según ha comentado Viar, que destaca del montaje la "gran fuerza visual", así como la transmisión de un "viaje hacia lo íntimo".
El propósito de esta nueva producción del Teatro de la Zarzuela es "ofrecer un paisaje, un espacio" en el que cada espectador pueda "extraer sus propias interpretaciones y explicaciones", tal y como añade el director de escena.
Bajo la dirección musical de Francesc Prat, 'Iphigenia en Tracia' cuenta con la diseñadora de vestuario Gabriela Salaverri, la iluminación de Albert Faura y la escenografía del artista Frederic Amat.
Tal y como ha subrayado el director del Teatro de la Zarzuela, Daniel Bianco, 'Iphigenia en Tracia' gira en torno al reencuentro de dos hermanos, Iphigenia y Orestes, y habla sobre temas tan "universales" como el perdón y el sufrimiento humano.
Una de los elementos que ha destacado el equipo artístico, así como el reparto del montaje, es la partitura de José Nebra, que Bianco califica de "una gran belleza musical".
LA ORQUESTA, UN PERSONAJE MÁS
"Lo más bonito de esta escenografía es que permites que la música cante", ha alabado Francesc Prat el trabajo del director de escena Pablo Viar. La actualización de 'Iphigenia' también está presente en la música, ya que, según comenta Prat, su aproximación a un texto del siglo XVIII "no es desde el siglo XVIII, sino desde el siglo XXI".
Para Prat, la "clave" de esta obra es la "intensidad" que tiene la música, elemento que subraya la época en la que se escribió la pieza, y que guarda similitudes con la época actual. "Hay un mundo que está cambiando, no sólo en el 1747, sino en el 2016", compara Prat, que apunta que la orquesta "pasa a ser un personaje más".
Por su parte, Frederic Amat, también ha comentado cuál es su labor en esta zarzuela. Según ha expresado, su cometido en 'Iphigenia en Tracia' no ha sido la de crear un decorado, sino la de crear "un gran instrumento musical" que pretenda sugerir y acompañar a la música. Por otro lado, Amat ha anunciado que en algún momento de la pieza, sale él a escena para pintar.
REPARTO
'Iphigenia en Tracia' cuenta con un reparto exclusivamente femenino, que lo componen las voces de María Bayo, en el papel de Iphigenia; de Auxiliadora Toledano, como Orestes; de Ruth González, Erika Escribá-Astaburuaga, Lidia Vinyes-Curtis y Mireia Pintó.
Las seis cantantes han destacado el trabajo del equipo artístico. Por un lado, Bayo ha agradecido la "flexibilidad" que ha dotado Prat a la música, mientras que Toledano ha reconocido que tanto Pablo Viar como Francesc Prat han sido un "descubrimiento". La soprano también ha tenido buenas palabras para Salaverri, la responsable de vestuario, de quien ha resaltado su "sensibilidad, su manera de hacer de cada uno lo más bello" que tienen. "Incluso en roles como el mío, que es rudo, fuerte, no es bello de ver", añade.
Ruth González, que interpreta a Dircea, ha definido 'Iphigenia en Tracia' de "concepto artístico único" y ha reivindicado el teatro de zarzuela. Erika Escribá-Astaburuaga, que debuta en este Teatro, da vida a Polidoro, "joven que se debate entre el deber y el deseo" y que posee una "necesidad humana" que es común a todos.
Por último, han intervenido las mezzosopranos Lidia Vinyes-Curtis y Mireia Pintó, quienes dan vida a las sirvientas Cofieta y Mochila, respectivamente. Ambas interpretan a "la pareja graciosa", según afirma Vinyes-Curtis, en lo que coincide Pintó. "La obra chistea magia por todos los lados", añade la mezzosoprano, que también destaca que ambos personajes son los "más terrenales" de la zarzuela.