Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los personajes blancos y masculinos siguen siendo mayoría en Hollywood

Los personajes blancos y masculinos siguen siendo mayoría en las principales películas de Hollywood, que apenas ha aumentado la inclusión de papeles para mujeres, distintos grupos raciales o para el colectivo LGTB, según un informe de la Universidad Annenberg de Carolina del Sur.
El informe, bajo el título 'Desigualdad en 900 películas populares', examina centenares de largometrajes desde el año 2007 hasta el 2016 --con especial atención a este último año--, analizando hasta un total de 39.788 papeles desde el punto de visto de género, etnias, LGTB o discapacidades.
"El estudio refleja que apenas ha habido cambios en la representatividad de diversos grupos en las películas populares", señala el estudio. Así, en los últimos nueve años, menos de un tercio de los personajes en pantalla --con texto-- eran mujeres --un 31,4% en el año 2016--. Esta cifra es aún peor detrás de la pantalla, puesto que de los más de 1000 directores contratados por los estudios en este periodo analizado, únicamente un 4,1% eran mujeres.
En el año 2016 los papeles para minorías raciales supusieron el 29,2% de todos los personajes --una cifra que no difiere apenas del año anterior--. Pese a un ligero descenso de papeles para actores blancos, apenas ha habido incremento de la presencia en pantalla de afroamericanos, hispanos o asiáticos, entre otros --en total, los personajes blancos suponen el 70% de todos los papeles--.
Por ejemplo, en el 'top 100' de películas del año 2016, en 25 de ellas no aparecían personajes negros o afroamericanos, en 54 de ellas no había personajes latinos y en 44 los papeles para asiáticos eran los grandes ausentes.
Respecto al colectivo LGTB, de esas cien películas del año pasado, 76 de ellas no incluían a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. "¿No se merecen todos tener sus propias historias y voces reflejadas en la gran pantalla? Estos datos revelan una aceptación de una mirada de América que ya no existe: las películas pintan un angustioso retrato de exclusión", ha señalado la investigadora Stacy L. Smith, responsable del estudio.