Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El periodista Bob Woodward: "El poder del periodismo dice que en primer lugar está la verdad, incluso antes que la vida"

El célebre periodista de investigación Bob Woodward ha afirmado este miércoles 14 de junio que "el poder del periodismo dice que en primer lugar está la verdad, incluso antes que la vida" y ha añadido que "la prensa, realmente, no tiene límites".
"Se diseñó de tal forma para que los medios tengan el poder de investigar a todo el mundo y pedirles cuentas", ha declarado Woodward, quien destapó el escándalo del Watergate por el que dimitiría el presidente estadounidense Richard Nixon.
Según ha explicado el periodista durante una ponencia ofrecida en del foro Management & Business Summit 2017 (MABS2017) en Madrid, "en el periodismo práctico no hay límites a las preguntas, no hay nadie tan poderoso que no pueda ser retado de forma abierta".
"En la práctica, es el periodista el que decide qué publicar, a veces con más o menos argumentos", ha añadido, para después aseverar que "este poder dice que en primer lugar está la verdad, mucho más que los partidos o incluso mucho antes que la vida".
Durante su participación en el encuentro entre directivos y personalidades mundiales organizado por Atresmedia en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, ha defendido que "todos los trabajos bien hechos se han realizado desafiando a la gestión, lo cual no significa que haya que incumplir las normas, sino empezar desde abajo y ejercer una presión".
"En todo el periodismo el tono es importantísimo", ha manifestado, al tiempo que ha recordado que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusa a los medios de "ser falsos, deshonestos". "Y yo creo que, venga de donde venga, la cobertura se hace de buena fe", ha confesado.
Finalmente, Woodward ha concluido que "el periodismo se debe hacer de forma agresiva". "No sabemos si Trump está acabado. Si contaminamos el periodismo con ideas preconcebidas nos vamos a perder la historia real y pasa muy a menudo en EE.UU., donde el mayor problema es el gobierno secreto. Tenemos que ser duros, pero sin ideas preconcebidas", ha zanjado.