Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector del periodismo frena la destrucción de empleo, según el último informe de la APM

Los profesionales del sector se suspenden en independencia (4,3) frente a la puntuación que les otorga la ciudadanía (5,7)
El sector de los medios de comunicación y del periodismo frenó en 2014 (último año con datos consolidados) la fuerte caída de empleo que arrastraba el sector desde el inicio de la crisis económica y la merma de las plantillas se limitó a un 0,7%, después de dos años de caer un 11% y un 6% en 2012 y 2013, según el 'Informe Anual de la Profesión Periodística 2016' que publica la Asociación de la Prensa de Madrid (APM).
Además, el paro registrado entre quienes eligen como primera opción de empleo el periodismo se situaba en septiembre de 2016 en un total de 7.890 profesionales, un 9% menos que en septiembre de 2015, aunque el paro y la precariedad laboral continúan siendo las principales preocupaciones de los profesionales del sector, según el documento.
"La desolación general de pérdida de puestos de trabajo a chorros se ha detenido. No completamente pero se ha atemperado, probablemente porque ya no se pueden perder más porque, si no, no se podrían hacer periódicos ni digitales, ni radio ni televisión", ha valorado la presidenta de la APM, Victoria Prego.
Aún así, ha calificado la situación actual del periodismo en España como una perspectiva de "esperanza desoladora" pues, si bien continúa la difícil situación del sector, especialmente entre los profesionales de 45 años o más que se han quedado sin trabajo, las nuevas tecnologías "abren un panorama prometedor para empezar a poner en marcha pequeñas empresas periodísticas que, bien gestionadas (y esto es importantísimo), pueden sobrevivir e incluso dar trabajo a un número pequeño de periodistas".
Junto con esta posibilidad, ha señalado también al "creciente número de empresas que han comprendido que necesitan de gabinetes de comunicación y jefes de prensa" como una oportunidad para encontrar empleo entre las personas que han estudiado periodismo, y ha señalado que, según el informe, el porcentaje de profesionales que se dedican a actividades de comunicación corporativa ronda el 40%.
Por otra parte, el estudio hace hincapié en la evolución del sector hacia un modelo en el que crece el porcentaje de trabajadores autónomos en comparación con el de los periodistas y otros perfiles profesionales contratados en medios de comunicación.
En este sentido, el informe cifra en un 73% el porcentaje de trabajadores contratados frente a un 27% de autónomos, aunque el autor del informe, Luis Palacio, advierte de que "podría haber un sesgo" en la muestra a favor de los periodistas contratados porque quienes han participado en el estudio (un total de 1.883 periodistas) son, sobre todo, profesionales miembros de la APM. En todo caso, subraya que la mayoría de ellos, el 60%, se muestra convencido de que el sector avanza hacia un modelo con más peso de los trabajadores autónomos.
En cuanto a las condiciones laborales, Palacios advierte de que hay "porcentajes significativos" de profesionales, especialmente entre los autónomos, que trabajan más de 45 horas a la semana y que una de las principales quejas de los trabajadores del periodismo son las condiciones de precariedad y la percepción de que el trabajo del periodista "se ha convertido en ser un mero recopilador de informaciones".
UN 4,3 EN INDEPENDENCIA
De hecho, el 36% de los profesionales que han participado en el estudio han advertido de que, durante los últimos años, "la precariedad laboral ha ido en detrimento de la calidad de la información" y, pese a que el INE muestra que la percepción de la independencia de los medios entre la ciudadanía se sitúa en un 5,7 sobre 10, los propios profesionales se otorgan un 4,3 sobre 10, una décima más que en la edición del informe del año pasado.
En este sentido, según el autor del informe, un 80% de los periodistas reconoce que ha recibido algún tipo de presión para publicar o dejar de publicar ciertas informaciones y un 74% afirma que ha tenido que ceder.
MÁS PERFILES PROFESIONALES Y EMPRESAS MÁS PEQUEÑAS
En todo caso, pese a que durante el 2014 (último año del que se tienen datos consolidados) la facturación del conjunto de los medios tradicionales (no incluye los medios 'online') creció un 5% respecto a años anteriores, hasta los 5.698 millones de euros, el responsable del estudio se ha mostrado convencido de que estos medios "probablemente no volverán a tener la facturación que tuvo en el pasado" y destaca que el incremento se produjo principalmente en las televisiones.
De cara al futuro, señala que el sector se está configurando de forma que las empresas serán "más pequeñas" y habrá más diversidad informativa y de formatos, aún cuando destaca la "gran concentración del sector" que, según el informe, se produce en el sector periodístico español. "El de antes era muy poco rico en diversidad ya hora los hay de todos los tipos y pelajes. Hay proyectos que piden un soporte convencional y otros que ni siquiera se plantean una periodicidad ni se plantean los formatos clásicos de secciones o géneros", asegura.
En este contexto, el informe de esta edición centra el interés en la aparición en España de perfiles profesionales que ya se están demandando en la industria periodística en países como EEUU, como es el caso de gestores de redes sociales, analistas de SEO y de SEM, expertos en experiencia de usuario, editores gráficos, periodistas de datos y portadistas para web y móvil, entre otros.
"Hay principios que permanecen: la búsqueda de la verdad, la lealtad ocn el público, la obligación de verificar las informaciones... pero todo lo demás ha cambiado. Han cambiado las herramientas, los soportes de información, los soportes de distribución, los condicionantes económicos de las empres0ss. Y no solo ha cambiado sino que continúan cambiando", ha indicado Palacios.