Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diez palabras que no se pueden traducir

DiccionarioGtres

En ocasiones, existen emociones o ideas que no se pueden expresar con palabras porque en nuestro idioma no existen. Sin embargo, en otros sí, por este motivo, la diseñadora británica Ella Frances Sanders ha decidido escribir e ilustrar un libro en el que recoge 50 de ellas y lo ha titulado ‘Lost in Translation’.

Según ha publicado la web de la BBC, Sanders opina que estas palabras imposibles de traducir son una gran oportunidad ya que, si en nuestra lengua materna no existen, se puede acudir a otras para definir lo que sentimos. BBC Culture ha recogido diez de ellas.
Mangata
Proviene del sueco y significa “reflejo, similar a un camino, de la luna en el agua”.
Akihi
El famoso despiste que se siente tras las instrucciones para llegar a un sitio tiene nombre en Hawaii y es ‘Akihi’.
Hiraeth
Palabra galesa que expresa un sentimiento más allá de la melancolía y la nostalgia.
Iktsuarpok
Es una palabra inuit que se utiliza para expresar un sentimiento de impaciencia que lleva a salir y a entrar en diferentes ocasiones para ver si alguien está ‘caminando por la colina o en la siguiente esquina’.
Kummerspeck
En Alemania la usan para referirse al peso que se gana cuando se come demasiado por razones emocionales.
Wabi-Sabi
Esta expresión japonesa deriva del budismo, según recoge Sanders, y significa encontrar la belleza en las imperfecciones y aceptar el ciclo de la vida y de la muerte.
Pisanzapra
Es un término malayo que expresa una medida de tiempo, en concreto, el que se necesita para comer un plátano.
Kalpa
Palabra en sánscrito para definir el paso del tiempo en una escala cosmológica.
Tsundoku
Proviene también del japonés y se utiliza cuando se deja un libro sin leer después de comprarlo.
Boketto
La preferida de la autora, significa mirar al vacío sin pensar en nada específico.