Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los móviles estarán gravados con 1,1 euros y los discos duros con 24 céntimos, según el nuevo modelo de canon digital

Repercutirá en los consumidores pero autónomos, empresas y Administración podrán pedir reembolso por motivos profesionales
Los teléfonos móviles con capacidad para reproducir videos y sonidos estarán gravados con 1,1 euros, mientras que la compensación de las memorias USB y discos duros será de 24 céntimos, según el Real Decreto Ley que regula el nuevo canon digital, que ha sido aprobado este lunes 3 de julio en el Consejo de Ministros.
Este Real Decreto Ley, a cuyo texto ha tenido acceso Europa Press, establece también un gravamen de 3,15 euros para las tabletas, de 5,45 para reproductores de sonido o vídeo y de 6,45 para reproductores no integrados. No obstante, no se aplicará más de una cantidad a los ordenadores o tabletas.
Además, las impresoras estarán gravadas con entre los 4,5 y los 5,25 euros, mientras que las grabadoras de discos incluirán una compensación de entre 0,33 y 1,86 euros, y los discos compactos para la reproducción mixta de entre 8 y 28 céntimos.
Este nuevo modelo vuelve al sistema anterior a la compensación con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), por el que los fabricantes y distribuidores pagan un canon de las ventas de los equipos, pero introduce como novedad la posibilidad de reembolso para un uso "exclusivamente profesional" o para su "exportación o entrega intracomunitaria".
En este sentido, quedan exceptuados de pago las adquisiciones de equipo de las entidades del sector público y de las personas jurídicas o físicas que puedan justificar el uso profesional de la adquisición de estos equipos.
En cuanto a la fecha de aplicación, el texto señala que el real decreto ley entrará en vigor el día 1 del mes siguiente a su publicación en el BOE. En este sentido, fuentes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte han señalado a Europa Press que previsiblemente estará vigente a partir del 1 de agosto, tras su convalidación en las Cortes, donde cuenta con el apoyo de PSOE y Ciudadanos.
"CARÁCTER TRANSITORIO"
Esta determinación de equipos y de tarifas tiene un "carácter transitorio" de un año, que se regularizará a través de un Real Decreto y a partir de ese momento las actualizaciones se realizarán por orden ministerial como mínimo una vez cada tres años.
Este texto señala que las entidades de gestión que reciban los pagos por parte de los fabricantes y los distribuidores deberán provisionar al menos el 30 por ciento de las cantidades percibidas hasta el momento en el que se realicen los reembolsos.
Asimismo, establece que los fabricantes y los distribuidores deberán repercutir el importe de la compensación "de forma separada en la factura que entreguen a su cliente" e indicar, en el caso en el que el cliente sea consumidor final, su derecho a obtener el reembolso si cumple los requisitos.
Respecto a la determinación de la cuantía, se tendrá en cuanta la intensidad del uso de equipos, la capacidad de almacenamiento o el impacto del límite legal de copia privada sobre la venta de ejemplares, entre otros.
No tendrán consideración de reproducciones para uso privado las efectuadas en establecimientos dedicados a la realización de reproducciones para el público, o mediante equipos, aparatos y soportes de reproducción digital que no se hayan puesto a disposición de usuarios privados.