Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Su mala vida pone en peligro la gira de Rihanna

Rihanna hace la peineta en TwitterTwitter

Todos conocemos los malos hábitos de Rihanna de primera mano, precisamente porque es ella la que se encarga de publicarlos a través de su perfil en las distintas redes sociales en las que tiene presencia. Pero tanto exceso parece tener fecha de caducidad, y no porque la de Barbados quiera, sino porque así se lo han indicado los médicos.

Rihanna se encuentra inmersa en su gira mundial Diamonds World Tour, además de estar expandiendo su faceta como diseñadora con River Island y estar trabajando mano a mano con la firma de cosméticos MAC, mucho trabajo para cualquier persona y más si tenemos en cuenta la mala vida que lleva la cantante. Pero como cualquier persona normal Rihanna también tiene un límite y este parece haber llegado.
A principios del mes de marzo la cantante sufrió una laringitis aguda que le impidió estar en Baltimore y Boston pese a que las localidades estuviese agotadas. "Desafortunadamente a pesar de haber vendido todas las entradas de su concierto del viernes, Rihanna contrajo laringitis y por instrucciones de su médico no podrá presentarse en el concierto que tenía planeado para la noche de este sábado" aseguraba la productora de eventos Live Nation. Sus conciertos de Detroit y Chicago también tuvieron que ser cancelados por el mismo motivo.
Parece que la enfermedad de la cantante apareció nada más comenzar su gira, y la de Barbados no ha hecho mucho por recuperarse. Sus malos hábitos -el consumo de marihuana y bebidas alcohólicas y las fiestas hasta altas horas de la noche- han hecho que su laringitis empeore. Hasta tal punto se extiende esta situación que los médicos han tenido que alertarle de que como siga llevando este ritmo de vida su gira podría cancelarse.
Ya en mayo del pasado año Rihanna tuvo que ser hospitalizada tras sufrir un desvanecimiento por deshidratación y agotamiento, pero este primer aviso parece no haber servido de nada. La cantante ha seguido siendo fiel a determinadas costumbres no muy saludables. Según el portal TMZ los autobuses del tour de la cantante fueron registrados en la frontera entre Canadá y EE.UU. y en ellos encontraron Marihuana.
Una fuente cercana ha señalado al periódico The Sun que "La enfermedad de Rihanna es muy grave y los médicos le han avisado de que su completa recuperación puede durar meses -están preocupados de que se vea obligada a cancelar lo que queda de gira". Y es que los médicos le han asegurado a la de Barbados que "Necesita llevar a cabo ciertos cambios en su estilo de vida o corre el riesgo de que esto le vuelva a pasar".
"Le encanta fumar, beber y acostarse tarde. Su cuerpo necesita un descanso. Ahora tiene que encargarse de mirar por si misma" añadía esta misma fuente. Y es que gente del entorno de Rihanna ha comentado que su reconciliación con Chris Brown puede estar también pasándole factura. ¿Se dará cuenta Riri de que no puede seguir así?