Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Podría un láser salvar a la Tierra del impacto de un asteroide?

Un asteroide gigante se acerca a la TierraNASA

Según los autores de estas propuestas, su objetivo era crear un sistema de defensa planetaria orbital capaz de calentar la superficie de los objetos potencialmente peligrosos hasta el punto de vaporizarlos. Hacen hincapié en que la vaporización en la superficie de un objeto expulsa material vaporizado, creando una fuerza de reacción que empuja el objeto en una nueva dirección. Esto se puede lograr mediante láseres desplegados en la nave espacial estacionada cerca del asteroide.

El primero, denominado DE-STAR (Directed Energy System for Targeting of Asteroids and exploRation), se basa en el emplazamiento de un gran láser por fases en órbita terrestre. El segundo, mucho más pequeño, se denomina DE-STARLITE, y podría viajar junto al objetivo, desviándolo lentamente de nuestro planeta durante un largo período.
El sistema debe ser capaz de proyectar un láser a un asteroide distante con un flujo suficiente para calentar un punto en la superficie y vaporizar roca sólida. En la actualidad, los láseres de alta potencia proporcionan suficiente densidad de energía para fundir y vaporizar cualquier material conocido.
"En términos generales, la tecnología está disponible hoy en día. El principal desafío con la construcción de un sistema DE-STAR es la escala necesaria para que sea eficaz," dijo a Astrowatch.net Qicheng Zhang de la Universidad de California, Santa Bárbara, uno de los autores del proyecto.
Zhang y sus colegas afirman que si el DE-STAR tuviera una matriz de láser de 110 metros de ancho por fases, podría desviar asteroides volátiles de igual diámetro a distancias de unos tres millones de kilómetros.
Sin embargo, DE-STARLITE, que es un sistema mucho más pequeño y menos costoso, es la opción más práctica. Por ejemplo, una versión de 20 kW de DE-STARLITE operativo durante 15 años podría desviar un asteroide de tamaño de Apophis (350 metros de diámetro) a una distancia igual al diámetro de la Tierra. Una versión 1 MW podría desviar todas las amenazas conocidas hasta 600 metros de diámetro con actividad láser mantenida durante cinco años.
"Cuanto mayor es el objeto, más largo es el tiempo necesario. Cuanto más grande sea el láser, más corto es el tiempo necesario. Con un muy pequeño DE-STARLITE de 20kw, un asteroide de 300 metros de ancho puede ser desviado en 15 años. Asteroides más pequeños podrían ser desviados en menos de un año, después de la llegada de la nave espacial en el asteroide", dijo Zhang.
Según los científicos, el documento DE-Starlite sería ineficaz para desviar los objetivos en un corto plazo debido al tiempo necesario para el tránsito hacia el asteroide objetivo. Así, el sistema DE-STAR parece ser una última línea de defensa a corto plazo.
Un sistema de enfrentamiento total, como DE-STAR, sigue siendo considerado como una posibilidad para el futuro más lejano por su capacidad para responder rápidamente a las amenazas identificadas. También podría proporcionar una de las pocas opciones para la defensa contra los cometas de largo período, que la tecnología moderna es a menudo incapaz de alcanzar con una nave espacial.
Una DE-STAR orbital de tamaño adecuado tendría la capacidad de reaccionar a los objetos pequeños o de tamaño moderado que se descubran con el tiempo limitado para reaccionar. Sin embargo, los investigadores señalan que la eficacia real de una misión de desviación depende en gran medida del objetivo. Una misión optimizada para un objetivo puede ser ineficaz cuando se aplica a otro, incluso uno del mismo tamaño y composición.