Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jugadores del Atlético de Madrid dicen adiós al Calderón entre familiares y amigos

El Atlético de Madrid se despidió a lo grande de su estadio. Ayer, domingo 21 de mayo se jugaba el último partido de Liga en este campo que tantas alegrías les ha dado. Como era de esperar, se llevó a cabo una fiesta por todo lo alto.
Fernando Torres dejó su sello en el adiós al Calderón a LaLiga (3-1) ante el Athletic Club al marcar dos goles en una tarde nostálgica con dedicatorias a los grandes ídolos rojiblancos, mientras que Correa marcó el último gol local en el Manzanares, en una última jornada de infarto marcada por el gol de Juanmi en el minuto 93 en el estadio de Balaídos (2-2), lo que mandó al Athletic a la séptima posición.
El conjunto del Manzanares consiguió despedir su feudo con una victoria ante los hombres de Ernesto Valverde en el partido soñado por un niño, Fernando Torres. El '9' hizo enloquecer al Vicente Calderón -inaugurado el 2 de octubre de 1966- con un doblete en apenas tres minutos en sus 63 minutos sobre el verde. Además, el Athletic volvió a ser el rival en el adiós al estadio del Atlético, ya que también despidió el antiguo Metropolitano.
TAMBIÉN HUBO EL ADIÓS A THIAGO QUE ABANDONARÁ LA DISCIPLINA DEL ATLÉTICO DE MADRID DESPUÉS DE OCHO TEMPORADAS Y MEDIA
Tras su exhibición rozando incluso el 'hat-trick', Simeone regaló a Torres la ovación en el estadio donde ha labrado su leyenda, dejando su sitio a Kévin Gameiro pasada la hora de partido. Torres logró su decimonoveno 'doblete' con el Atlético de Madrid. Hasta ahora nunca ha logrado un 'hat-trick' vestido de rojiblanco.
También hubo momentos emotivos para Thiago que abandonará la disciplina del Atlético de Madrid después de ocho temporadas y media. Llegó al Atlético de Madrid en el invierno de la 09-10 y desde entonces disputó 228 partidos oficiales, 191 de ellos como titular, en los que marcó 19 goles y dio 11 asistencias, vio 62 tarjetas amarillas y dos rojas. La afición colchonera, poco antes de que finalizase la primera mitad, sacó un cartel en el fondo sur en el que se podía leer 'Gracias Tiago'. Acto seguido, todo el Calderón en pie coreó el nombre del medio luso, quien correspondió con un aplauso.
Las chicas del Atlético de Madrid Féminas fueron las encargadas de dar comienzo a la fiesta de despedida celebrando con su afición el título liguero conquistado el día anterior y que supone un hito histórico para ellas y para la entidad. Simeone y los suyos les hicieron el pasillo y la grada se rindió ante sus nuevas campeonas.
SIMEONE, CON DOS ESPECTADORAS DE LUJO, SU PAREJA Y SU HIJA FRANCESCA, CONFIRMÓ QUE SE QUEDA EN EL EQUIPO
El club también preparó un vídeo y un homenaje recordando todo lo que el Atlético de Madrid ha ganado una vez establecido ya el equipo en el Vicente Calderón. Ligas, Copas, Europa Leagues, Supercopas de Europa, Supercopa de España, Intercontinental... Todos los trofeos, un total de 19, desfilaron por el césped con los 'conquistadores' de los mismos como portadores. Adelardo, Gárate, Luiz Pereira, Capón, Gabi, Caminero, Godín, Ovejero, Futre, Pantic, Antonio López, Ayala... Hubo muchos más protagonistas aparte de los citados y fueron grandes nombres para grandes recuerdos.
Una vez colocados todos los trofeos y con los futbolistas y exfutbolistas sobre el terreno de juego, el césped cambió el verde por los colores rojiblancos para dar paso a las pertinentes fotos de familia y a los discursos. Garate habló de "familia", Gabi destacó la dureza del club para levantarse tras las derrotas y Simeone confirmó para regocijo de la afición que se queda y que su Atlético de Madrid tiene mucho futuro por delante sin tener "el dinero" y los "títulos" que otros equipos tienen. No fue el único que se dejó llevar. Griezmann empezó a botar cuando el fondo sur cantó el famoso "madridista el que no bote".