Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De joven a viejo en 20 segundos

La superposición de imágenes nos permite acelerar el tiempo. Tanto, como conseguir que uno pase de ser un niño a un anciano en cuestión de 20 segundos. Es lo que se puede ver en un original montaje que muestra los cambios que se producen en una persona, en menos de medio minuto. Por suerte, en la vida, tardarán en producirse mucho más.