Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un libro recoge fotografías inéditas de Francesc Boix sobre la Guerra Civil española

Las primeras instantáneas inéditas del fotógrafo Francesc Boix, conocido como el 'fotógrafo de Mauthausen', realizadas durante la Guerra Civil española, cuando tenía 17 años han sido recogidas en el libro 'Els primers trets de Francesc Boix' (Ara Llibres) que se ha puesto a la venta este lunes con una versión en español 'Los primeros disparos de Francesc Boix' (Now Books), ha explicado la editorial en un comunicado.
Boix captó la cotidianidad de la vida diaria de los reclutas y de las tropas de los frentes del Ebre y del Segre durante la Guerra Civil española, instantáneas nunca vistas hasta ahora.
La Comissió per la Dignitat, las aportaciones de Ara Llibres y Sàpiens Publicacions y 47 donaciones particulares adquirieron el fondo fotográfico de Boix, formado por 1.369 negativos en blanco y negro en diferentes formatos --706 de Francesc Boix y 663 de Bartomeu Boix--.
El fondo fotográfico fue entregado al Archivo Nacional de Catalunya (ANC) el pasado 14 de septiembre para que pudiera ser consultado públicamente, convirtiéndolo en patrimonio del territorio.
En el libro, las fotografías están acompañadas por textos del director del ANC, Francesc Balada; de la escritora Maria Barbal; del pintor Ramon Barnadas; de la directora de la Fundación Pública Instituto de Estudios Ilerdense de la Diputación de Lleida, Montserrat Macià; del fotógrafo Ricard Marco, y de los historiadores Josep Cruanyes y Josep Maria Solé y Sabaté.
Las fotografías más conocidas de Boix son las que captó en los primeros días de la liberación del campo de concentración de Mauthausen, donde fue prisionero durante la Segunda Guerra Mundial, y se convirtió en testigo durante los juicios de Nuremberg para criminalizar a algunos de los jefes del III Reich.