Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exminsitra González-Sinde reivindica un "contexto e infraestructura" que dé soporte a las artes escénicas

La exministra de Cultura y directora de cine Ángeles González-Sinde ha reivindicado este jueves en Valencia "la magia" de las artes escénicas y la necesidad de "un contexto y una infraestructura que le dé soporte ante su fragilidad". Así, ha señalado que la situación del sector "no es una línea continua, sino un paisaje que se modifica" y necesita de un soporte para hacerlo.
Así lo ha indicado González-Sinde ante agentes, distribuidores, compañías y profesionales del mundo del teatro de 45 países diferentes que han participado este jueves en el plenario de otoño de la red internacional de artes escénicas IETM, que este año acoge Valencia hasta este domingo 6 de noviembre, con la situación de "encrucijada" del sector como telón de fondo y con el objetivo de "despejar la bruma" en su futuro y "poner muletas" a su fragilidad actual.
El acto ha consistido en una charla en el escenario del Teatro El Musical (TEM) junto al escritor y profesor de la Universidad de Málaga Manuel Arias, donde la exministra ha destacado la importancia de este tipo de eventos que "ponen de relieve la encrucijada entre el cambio tecnológico, la globalización y la inmediatez de un mundo totalmente conectado", algo que "influye en el trabajo de los artistas y en la forma que lo reciben los espectadores".
Con todo, ha asegurado que la situación del sector "no es una línea continua, un camino, sino un paisaje que se modifica" y ha puesto el ejemplo de la "nostalgia y banalidad de la moda". "Nos venden productos que tratan de imitar un pasado que añoramos", ha ilustrado.
La que fuera responsable de Cultura en el Gobierno de Zapatero ha reivindicado, por contra, que el arte "cumple una función" y es que es "el estómago que digiere, la brújula que nos guía y el mecanismo de supervivencia inherente al ser humano". A pesar de ello, ha remarcado que "esto no quiere decir que no haya que ayudarlo porque sobrevivirá", sino que "necesita un contexto y una infraestructura que le dé soporte ante su fragilidad". "Cuanto más difíciles son los tiempos, más falta hacen esas muletas. Si no están, vamos mal", ha manifestado.
En el caso del cine, como directora, ha señalado que "lo que da valor a las artes escénicas es el sentido de comunidad", algo "insustituible" para ella: "Esa magia de compartir un momento con otras personas es lo que le da valor en este mundo de pantallas del que parece imposible escapar".
"LA MÍSTICA SE HA PERDIDO POR COMPLETO"
Aunque se ha autodefinido como "optimista" ante las expectativas del futuro del sector en España, ha lamentado que, en la gran pantalla, "la mística, el aura de las películas, se ha perdido por completo, y en la música todavía más. "No se trata de que se pierda interés, sino que deja de ser tan especial", ha apuntado en referencia a la digitalización.
Sobre este fenómeno, ha ilustrado que "si antes la gente se ponía a cantar en sus casas, porque somos muy mediterráneos, ahora eso se ha sustituido por hacer fotos o pequeños vídeos", lo que ve como "una forma de participar de ese lenguaje". Por contra, en el plano de la literatura, ha definido su estado actual de "mundo de 'best sellers' en el que "solo han podido rentabilizar sus inversiones los más grandes".
"VIOLENTAR" LA ENCRUCIJADA
Por su parte, el escritor Manuel Arias ha abogado por "violentar" la encrucijada cultural y "abrir caminos nuevos que antes no se podían percibir y que permitan nuevas posibilidades, como un quitanieves para adentrarnos en lo desconocido".
En este sentido, se ha mostrado contrario a la visión de la exministra sobre la digitalización y ha recordado que "permite crear comunidades virtuales y compartir aficiones con personas que ni siquiera conocemos", si bien reconoce la importancia del cine o el teatro "frente esa 'pantalla global'".
Así, en la sociedad actual el profesor cree que la población trata de "desintoxicarse digitalmente: Se va a conciertos más que nunca y se viaja para conocer el destino en la primera persona", aunque se ha preguntado si los artistas "mantienen su peculiaridad en una esfera virtual que permite que cualquiera sea un 'performer'".
"OPORTUNIDAD" PARA VALENCIA
Antes de esta charla, en la inaguración, el director artístico del IETM Valencia, Jacobo Pallarés, ha coincidido con los ponentes en que "la crisis cultural es un cambio de plan" desde "un pasado que conocemos" hasta "el futuro que es bruma". "Es hora de tener imaginación, visión de equipo y actuar: no queda otra", ha reivindicado.
Sobre el encuentro internacional, ha destacado que se trata de una "oportunidad" para Valencia de "construir un relato de oportunidades" y ha bromeado que ya dijo en el anterior encuentro en Amsterdam de esta pasada primavera que "conseguiríamos discutir a 27 grados en noviembre".
Los representantes de las cuatro administraciones que colaboran en la organización --Ministerio y Conselleria de Cultura y Diputación y Ayuntamiento de Valencia-- han coincidido en la importancia de que IETM Valencia se celebre en un barrio "protegido" y con "proyección de futuro" como el Cabanyal, que acoge las actividades tanto en el TEM como en el espacio cultural Las Naves, y han apostado por "hacer todo lo posible para acabar con la 'larga noche' que ha vivido la cultura en España".
El plenario de otoño de esta red se celebra en esta ocasión en la capital del Turia casi 20 años después de que recalara por última vez en España, con la cita de 1999 en Barcelona, y está organizado por el Teatro de lo Intestable y la Red de Teatros Alternativos, con la colaboración de la Universitat de València (UV) y la Universitat Politècnica de València (UPV), además de los Gobiernos estatal, regional, provincial y local.