Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un español finalista en los Nobel de la enseñanza

Se llama César Bona: un maestro de escuela que, entre clase y clase, ha revolucionado las aulas. Hoy él es el único español finalista en los Nobel de la enseñanza. Un galardón que año tras año premia, y de qué manera, con un millón de dólares, al mejor docente del mundo. La nominación le llegó por casualidad. Pero el jurado, con él, lo tuvo claro: más de 5.000 maestros de 16 países optaban al premio. Su candidatura gustó simplemente por cosas como ésta. Para César el secreto es muy sencillo: enseñar no es sólo abrir un libro. A sus alumnos, de momento, el método les convence. Sus notas superan la media e ir a clase es cada día una nueva aventura. Habrá que esperar al próximo mes de marzo para ver si en Dubai esta nueva forma de enseñar conquista no sólo a ellos.