Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia del diseñador David Delfín traslada su agradecimiento por el "cariño" recibido en estos "difíciles" días

La familia del diseñador Diego David Domínguez, conocido como David Delfín, ha trasladado este martes su agradecimiento por el "cariño" recibido tras la muerte del malagueño el pasado sábado en su domicilio de Madrid a los 46 años como consecuencia un cáncer que le fue diagnosticado en 2016.
"Queremos agradecer profundamente el cariño recibido durante estos días tan difíciles", señala la familia en un comunicado remitido a los medios de comunicación firmado por la madre, hermanos y sobrinos de David Delfín.
En el texto, los familiares del diseñador malagueño hacen extensible además ese agradecimiento al Ministerio de Cultura, al Ayuntamiento de Madrid y al Consistorio y pueblo de Marbella por el apoyo que les han brindado.
Decenas de personas acudieron el pasado domingo al Museo del Traje de Madrid, donde quedó instalada la capilla ardiente por el diseñador malagueño, para dar su último adiós a David Delfín, Premio Nacional de Diseño de Moda 2016 concedido por el Ministerio de Cultura.
Considerado uno de los diseñadores más transgresores de la moda española, en 2001, junto a Gorka y Diego Postigo y Bimba Bosé fundó la firma David Delfín, con la que el malagueño, nacido en Ronda, se dio a conocer en 2002 con modelos con capuchas a modo de burkas y sogas de horca al cuello en la pasarela Cibeles que generaron una polémica que trascendió al mundo de la moda.
Después de aquella irrupción, Delfín consiguió ser edición tras edición el desfile más aclamado de la semana de la moda madrileña y vistió a todas las grandes 'celebrities' de nuestro país. En 2003 fue galardonado en la Pasarela Cibeles con el premio a la mejor colección de un joven diseñador por 'In loving memory'.